Coleccionar goles con criptomonedas, otro negocio del fútbol

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Lisboa, 17 sep (EFE).- La empresa Real FEVR, con base en Lisboa, se ha convertido en tiempo récord en un referente mundial para coleccionistas virtuales que compran con criptomonedas sobres en los que aparecen vídeos con las mejores paradas o goles de estrellas de fútbol. Momentos únicos por los que ya se pagan auténticas fortunas.

El creador de la idea se llama Fred Antunes, un portugués que ha confesado a Efe que en el primer mes de vida ya han ingresado por venta de cromos virtuales 1,6 millones de dólares (1.015.000 euros).

Tras su lanzamiento el pasado 12 de agosto, el "marketplace" de la plataforma Real FEVR ha generado un volumen de transacciones de 4 millones de dólares (3.384.420 de euros), ya que el dueño del vídeo que sale en el cromo lo puede poner a la venta en esa web.

El más caro de todos fue un gol que el futbolista Bruno Fernandes, ahora jugador del Manchester United, marcó al Portimonense cuando jugaba con el Sporting de Portugal.

El usuario se gastó apenas 70 euros en sobres de cromos virtuales y revendió el vídeo de Bruno Fernandes por 90.000 dólares (76.000 euros).

Por un vídeo de una parada de Iker Casillas, en la temporada 2016-2017 cuando militaba en el Oporto, se han llegado a pagar 26.000 dólares (22.000 euros), asegura Antunes.

Para acceder a la compra de cromos, el usuario ha de cambiar moneda corriente, tales como euros, por la criptomoneda de la plataforma, denominada FEVR token.

CÓMO SURGIÓ REAL FEVR

La empresa se creó en el 2015 para exportar de Estados Unidos el negocio de la "Fantasy League", que en América representa un volumen de negocio de 18.000 millones de dólares, explica el CEO.

Como startup, el objetivo en Europa era replicar el modelo de la Fantasy League.

Sin embargo, como modelo de negocio "no es muy bueno", ya que no existe la cultura en Europa, como en EEUU, de pagar para jugar en la Fantasy League, y ese fue el problema.

El año pasado se reinventaron y empezaron a trabajar con cadena bloques ("blockchain") para explorar los denominados activos digitales, donde "hay mucho potencial para evolucionar y crecer", explica Antunes, ya que "como modelo de negocio es más potente que las Fantasy Leagues"

GOLES Y PARADAS, LOS ACTIVOS DIGITALES NFTs

La clave son los NFTs (Non-Fungible Tokens), activos digitales que "permiten crear todo lo que consideremos que tiene valor".

Por eso, explica Fred Antunes, "hemos buscado los momentos únicos y fantásticos que el fútbol tiene y hemos convertido los goles de los jugadores en momentos históricos que las personas pueden coleccionar"

Cuando el aficionado abre el sobre digital en la plataforma de Real FEVR, saca un vídeo, en vez de un cromo, con goles de Cristiano Ronaldo, Falcao, Hulk o James Rodrigues, entre otros. Son "momentos únicos" de más de 600 jugadores.

En el primer lanzamiento de sobres digitales que hicieron en el último mes, uno de los goles de Bruno Fernandes fue "revendido" por 90.000 dólares.

LOS SOBRES DIGITALES

Cada sobre tiene tres clases distintos: básico, raro y súper raro.

El precio es diferente y el súper raro tiene más vídeos que el básico.

En total, en 4 minutos, cuando se lanzó el 12 de agosto, se vendieron sobres por valor de un millón de euros y en 26 horas el negocio llegó a los 1,6 millones de dólares. "Se agotaron completamente"

De esta manera, la estructura del negocio se basa en dos elementos: los sobres que un usuario puede comprar y el marketplace del propio portal donde los usuarios pueden vender los vídeos que han conseguido ya que cada usuario puede exhibir su propia colección con el precio de cada vídeo.

"Cada persona decide el valor que le pone a cada momento, a cada vídeo", aclara el responsable.

La ventaja es que, al contrario de los sobres de cromos tradicionales, que necesitan un punto de venta físico, "nuestros cromos se pueden vender a la vez para todo el mundo sin tener distribución física local".

VÍDEOS ÚNICOS CON PROPIEDAD INTELECTUAL

El vídeo que le toca a cada usuario sólo lo tiene él, no salen repetidos, nadie más lo puede tener, ya que "nuestros vídeos son oficiales y con propiedad intelectual".

En el caso de Bruno Fernandes, el usuario compró tres sobres básicos y uno raro por un total de 70 dólares.

¿Y conocen datos de los usuarios?: "No, no los sabemos, no tenemos forma de saberlo", asegura Antunes.

Por el Reglamento General de Protección de Datos no pueden acceder a datos de los usuarios. Toda la plataforma funciona de forma privada y cada usuario tiene su colección.

De momento, Europa y Brasil acaparan gran parte del tráfico de dicho portal, que tiene una media de 2 millones de páginas vistas por día.

DÓNDE ESTÁ EL NEGOCIO

"Nosotros ganamos siempre una comisión de cada transacción y la empresa que tiene los derechos de los vídeos tiene un royalty por cada vez que el vídeo es vendido", explica.

De esta manera, Real FEVR gana el 2 % de comisión por cada reventa del vídeo y la empresa dueña de los derechos recibe otro 2 % en concepto de tasas.

En el primer mes ya han logrado en concepto de venta de sobres 1,6 millones de dólares, más los 4 millones de dólares que ha movido el marketplace de la plataforma.

Es decir, con este negocio, Real FEVR recibió en un mes 1,6 millones de euros en concepto de sobres vendidos, más el 2 % de comisión de los 4 millones que ha generado el intercambio comercial de los cromos digitales.

El próximo lanzamiento será el primer gol de Cristiano Ronaldo con el Sporting, a finales de este mes de septiembre. "Sólo una persona en todo el mundo tendrá su primer gol con el Sporting".

GOLES DE CRISTIANO

Bruno Fernandes, Iker Casillas, Hulk o James Rodrigues están entre los más buscados y el precio medio de los goles de Cristiano está en los 50.000 euros cada uno.

Una parada de Iker Casillas ya ha sido vendida por 26.000 dólares. Fue una intervención que protagonizó con el Oporto en un encuentro contra el Sporting de Portugal en la temporada 2016-2017. Bloqueó un cabezazo del uruguayo Coates en el minuto 90 cuando el Oporto vencía por 2-1.

El secreto, que "todas las semanas entregamos cosas nuevas para nuestra comunidad"

Lo relevante para el negocio no es de donde sea la competición, sino que lo fundamental son los jugadores, que son los que protagonizan el momento artístico.

"Tenemos los derechos de los últimos 22 años de la Liga portuguesa", y ahora pretenden tener vídeos de más goles de otras competiciones.

Eso sí, insiste, lo que tienen es la "licencia para hacerlo exclusivo a través de los activos digitales NFTs".

El vídeo se puede pasar por la televisión, pero en el proceso de monetización y de impresión de NFTs "somos nosotros los que tenemos la exclusividad".

FEVR TOKEN, LA CRIPTOMONEDA

Los usuarios tienen que disponer de criptomonedas FEVR Token. Es decir, para operar en la plataforma, primero tienen que cambiar moneda a FEVR Token y luego ya pueden operar.

Con euros compran FEVR Token y con esta criptomoneda compraN los cromos de vídeos.

Y después, los vídeos se pueden revender con las criptomonedas bnb o ether.

En total, ya han vendido desde el pasado 12 de agosto 76.000 sobres y en breve lanzarán una oferta de otros 30.000 sobres, concluye Fred Antunes.

REAL FEVR

Esta empresa lusa tiene cuarenta inversores desde enero de este año, cuando se lanzó la oferta de 2,2 millones de dólares. Hasta final de año harán una nueva ronda para poner en valor la empresa hasta los 200 millones de dólares y, así, "seguir creciendo".

Puede parecer mucho, pero comparado nuestros competidores directos en Estados Unidos estamos muy por debajo, ya que hay uno cuyo valor es de 7.200 millones.

El objetivo es el de "llegar a acuerdos con otras competiciones de fútbol y también llegar a otros deportes"

Esta temporada comenzarán con otras ligas de fútbol, avanza Antunes.

En la actualidad, tienen una plantilla de 52 personas, toda la gente puede trabajar en remoto y la sede principal está en Lisboa. El equipo tiene gente de diez países: Brasil, Pakistán, Bulgaria, España o Estados Unidos, aunque la mayoría somos portugueses.

Carlos García

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.