Colón depende demasiado de Wanchope Ábila y su anemia revivió a un Aldosivi que quiere recuperar la fe

·3  min de lectura
Bautista Kociubinski y Santiago Pierotti, en una escena de Colón 1 vs. Aldosivi 1 por la Liga Profesional de Fútbol.
Bautista Kociubinski y Santiago Pierotti, en una escena de Colón 1 vs. Aldosivi 1 por la Liga Profesional de Fútbol. - Créditos: @Luis Cetraro

SANTA FE.– Fue empate, y el punto le sirve más a Aldosivi que a Colón. Aunque el conjunto marplatense sigue sin dejar el fondo de la tabla de la Liga Profesional de Fútbol, lo de esta tarde puede implicar el comienzo de otra etapa. Y recupera a su goleador, Martín Cauteruccio, que venía sin jugar en las últimas fechas y no logró su objetivo de regresar a San Lorenzo; el uruguayo volvió a entrenar con sus compañeros, ahora bajo la conducción de Leandro Somoza.

Colón dejó mucho más que dos puntos. Mostró un esquema mezquino y un fútbol de escaso vuelo, con hombres que están lejos de su rendimiento conocido –Pulga Rodríguez, Facundo Farías y Cristian Bernardi- y otros que no arrancan –como Santiago Pierotti–. Se volvió wanchopedependiente. Si Ramón Ábila no convierte, parece que los demás ni lo intentaran. El ex atacante de Boca volvió a convertir, y eso que casi no tiene compañía. Pero todavía carece de un “socio” en el armado. Conseguir uno será tarea del flamante director técnico, Sergio Rondina, que en una semana cosechó dos empates.

Colón se puso en ventaja muy temprano, vía Ramón Ábila, a pesar de que Wanchope no tuvo un socio de ataque.
Colón se puso en ventaja muy temprano, vía Ramón Ábila, a pesar de que Wanchope no tuvo un socio de ataque. - Créditos: @Luis Cetraro

Aldosivi, con lo que tiene, hizo lo que pudo. Comenzó desorientado, resignado quizá a esperar los cachetazos que insinuó Colón. Recibió uno, pero cuando el conjunto sabalero se quedó con un jugador menos, se jugó. Con la prepotencia de quien se reconoce inferior, luchó con Marcelo Meli, Andrés Ríos y Braian Martínez como estandartes, y después de conseguir el empate estuvo más cerca que el sabalero de alcanzar la victoria. Se lo impidió algunas veces el arquero Ignacio Chicco, y otras, las imperfecciones de sus delanteros y volantes, que llegaron a estar cara a cara con el arquero local.

Colón marcó diferencias al comienzo del cotejo. Se ubicó en terreno de Aldosivi y lo complicó. Ayudó el tempranero gol de Ábila, porque desnudó las falencias defensivas del Tiburón.

Aldosivi llegó al empate a los 9 minutos del segundo tiempo, por medio de Leandro Maciel; el punto es importante en la lucha por la permanencia.
Aldosivi llegó al empate a los 9 minutos del segundo tiempo, por medio de Leandro Maciel; el punto es importante en la lucha por la permanencia. - Créditos: @Luis Cetraro

Y cuando todo parecía ser parte de una siesta tranquila para Colón, la expulsión a Paolo Goltz, por una infracción contra Braian Martínez, cambió el partido. Tanto que Colón sacrificó a Pulga Rodríguez para el ingreso de un defensor, Joaquín Novillo, con lo cual el local no aprovechó espacios para gestar su ofensiva.

Aldosivi se animó, pero no tanto como para comprometer el trabajo del local. Colón tardó unos minutos en reubicarse en el nuevo contexto, pero con la diferencia en favor trató de no enloquecerse. Fue su virtud en una etapa cambiante.

Compacto de Colón 1 vs. Aldosivi 1

La reacción de Aldosivi se hizo más evidente después de la igualdad que logró Leandro Maciel. Bautista Kociubinski siguió desprendiéndose de los volantes locales y Santiago Silva apuró más a los centrales rojinegros, que perdieron orden, especialmente Novillo, que nunca suplantó la solvencia de Goltz.

Un empate como local le sirve poco a Colón si pretende por lo menos a clasificarse para disputar la Copa Sudamericana. En cambio, para Aldosivi toda suma es necesaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.