Clubes modestos apoyan Supercopa en Arabia Saudí

·4  min de lectura

Madrid, 18 abr (EFE).- Clubes modestos de Primera, Segunda y Tercera RFEF expresaron este lunes su apoyo a la disputa de la Supercopa en Arabia Saudí al recibir, gracias a esa final, ayudas federativas que mantienen su supervivencia. Joaquín Sánchez, presidente del CD Toledo, que milita en la Segunda RFEF, dijo que dichas ayudas "son la vida y las necesitamos como el comer"; y José Vicente Montesa, presidente del Silla CF, de Tercera RFEF, fue expresivo y subrayó que "ésto es como los bancos de peces; no te vienen hay que ir a buscarlos".

“Las ayudas federativas son la vida”. Las necesitamos como el comer. En estas categorías, los ingresos son muy limitados, por lo que la aportación de la RFEF nos permite subsistir; y eso no es solo el primer equipo, es también el filial, el primer equipo femenino y su filial… Las ayudas llegan trimestralmente y puntualmente, como un reloj suizo; y es lo que nos permite seguir adelante”, comentó Sánchez. “Nosotros nunca jugaremos la Supercopa, pero vivimos en una parte de ella. La veremos por televisión, como el común de los aficionados; así que, si sacarla de España nos da más ingresos a todos los modestos… como si la juegan en las Islas Fiji”, añade.

“Cualquier iniciativa que suponga aumentar los ingresos de la Federación es bien recibida, porque tenemos claro que nos va a repercutir en positivo”. En el caso de la Tercera, señalaron, ese oxígeno se ha multiplicado hasta por cuatro, gracias al aumento de los ingresos federativos por diferentes conceptos, como el acuerdo económico alcanzado para jugar la Supercopa de España en Arabia Saudí.

Desde la Federación entienden que las ayudas recibidas son, para el fútbol modesto, oxígeno en vena, que repercute no solo en los primeros equipos de los clubes, también en sus conjuntos femeninos o en la cantera. Los derechos audiovisuales, en algunos casos; programas como Impulso 23; otros destinados a la promoción de la cantera; o la bolsa económica destinada a financiar los desplazamientos de los primeros equipos permiten a los clubes, también, fomentar el fútbol base y construir, en muchos casos, tejido social en torno al deporte en sus regiones".

“Desde que se juega la Supercopa en Arabia, los clubes hemos recibido un 400% más de lo que recibíamos históricamente”, resume, Luis Daza, presidente del Agroisa Huétor Tajar, de la Tercera RFEF, un club que según su presidente en los últimos cuatro años ha recibido 40.000 euros por temporada. “Una cuarta parte de nuestro presupuesto, que es de casi 160.000 euros”, explica. “La RFEF nos ha evitado desaparecer cuando no podíamos vender cartelería ni vallas publicitarias, ni entradas ni abonos porque no podía entrar público. Hemos mantenido el equipo y la cantera”. Todo ello, relata Daza, es posible porque la RFEF ha aumentado sus ingresos con la venta de derechos como los de la Supercopa de España. “Esa venta de la Supercopa hace grande al equipo pequeño”, destacó Daza en una nota.

José Vicente Montesa, presidente del Silla C.F., actualmente encuadrado en el grupo VI de la Tercera RFEF, puso de relieve las ayudas económicas que se reciben desde la RFEF, unas ayudas que suponen el 20% del presupuesto anual del equipo. "En cuestión de dinero, creo que esto es como los bancos de peces: no te vienen, hay que ir a buscarlos”.

El presidente de la U.P. de Langreo, Víctor Fernández Miranda, explica así la situación. “Cuando en la calle te encuentras con gente que tiene dudas sobre llevar la Supercopa a celebrarse a otros países, yo les digo que para nosotros es muy positivo, una gran ayuda”, explica Fernández. Porque esas ayudas “tienen que salir de algún sitio, no hay varitas mágicas”. “A mí me parece perfecto que las competiciones se lleven donde puedan generar ingresos para la Federación, que luego nos repercuten”.

Tomás Lorente, presidente del C.D. Calahorra (Primera RFEF). “Cuando nosotros estábamos en la antigua Segunda B y Tercera, prácticamente no recibíamos nada; me pregunto qué hubiéramos hecho de tener la financiación que se tiene ahora”, expresó Lorente. “Que la Supercopa se juegue en Arabia es positivo para el Calahorra y para todos, porque económicamente es bueno para el conjunto del fútbol español”, afirma sin ambages. “Porque, además, no es que se haya mejorado la situación respecto a lo anterior; es que, cada año, se mejora un poco, y eso es de destacar”, relata: “cada año se aporta más al fútbol modesto”.

Desde el Algeciras C. F. de la Primera RFEF, Miguel Ángel García Núñez, dio su versión. “Recibimos por derechos audiovisuales, por competir en Copa del Rey… un total de entre 350.000 o 400.000 euros al año; y ese dinero no le llueve del cielo a la Federación”, señala. “Los clubes modestos agradecemos cualquier iniciativa de la RFEF para incrementar los ingresos en toda la temporada, tanto esta iniciativa como todas las que tengan como objetivo aumentar la cuantía de lo recaudado”.

El Córdoba C.F., un histórico que ha asegurado ya su ascenso a la Primera RFEF, recuerda que todos los clubes en categorías Primera, Segunda y Tercera RFEF son deficitarios en ingresos menos gastos. “Eso lo sabemos bien, por ejemplo, cuando nuestro filial se enfrenta a otros clubes; son conjuntos que, sin ayudas a los desplazamientos, no podrían enfrentarse a nosotros. No tendríamos rivales”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.