Claves de las semifinales: los adjetivos que definen a Boca, Racing, Argentinos y Tigre en la definición de la Copa de la Liga

·7  min de lectura
Sebastián Villa (Boca), Enzo Copetti (Racing), Gabriel Avalos (Argentinos) y Mateo Retegui (Tigre); cuatro cartas ganadoras de los semifinalistas de la Copa de la Liga 2022
Nicolas Aboaf

Tigre sorprendió en el Monumental a River (2-1) y Argentinos justificó en los penales una victoria que había merecido en los 99 minutos en La Plata ante Estudiantes (1-1). Un día antes, Racing había vapuleado a Aldosivi (5-0) y Boca había jugado su mejor partido del ciclo de Sebastián Battaglia para eliminar a Defensa y Justicia (2-0). Entre el sábado y el domingo se resolverán las semifinales de la Copa de la Liga 2022 con Boca vs. Racing y Tigre vs. Argentinos, respectivamente.

Los cuatro llegan en alza (porque cada uno está mejor que hace un mes), pero ¿cuál es el adjetivo que define mejor a cada equipo? Y, a partir de ahí, ¿qué se puede esperar en los próximos partidos desde las intenciones?

Racing: avasallante

La Academia hizo 30 goles en 15 partidos del certamen local. Viene de golear 5-0 a Aldosivi y tiene un promedio de 14,7 remates por partido. Su principal virtud, ser “avasallante”, no se ve solo en las estadísticas, sino también en el estilo de juego, de salir a atacar desde el primer segundo y de volcar a mucha gente en campo rival. Cada ataque de Racing puede reunir no sólo a los dos laterales pisando el área al mismo tiempo, sino también mostrando a todos los futbolistas en campo adversario. ¿Arriesga en defensa? Sí, porque muchas veces termina defendiendo mano a mano en el fondo y porque Chila Gómez es una de las figuras del semestre. Eso habla muy bien del momento del arquero, pero también es un reflejo de que hubo partidos en los que la Academia logró hacer el primer gol y acomodarse mejor porque su arquero (antes) había evitado una situación clara del rival. Y, como se sabe, no es lo mismo arrancar 1-0 que 0-1.

Javier Correa, un 9 con gol. En la acción, anota con un zurdazo el 5-0 de Racing ante Aldosivi, por la Copa de la Liga Profesional
Rodrigo Néspolo


Javier Correa, un 9 con gol. En la acción, anota con un zurdazo el 5-0 de Racing ante Aldosivi, por la Copa de la Liga Profesional (Rodrigo Néspolo/)

A diferencia de lo que se veía de Fernando Gago en Aldosivi, si bien la posesión promedio en el actual campeonato es superior al 60%, su Racing es más eléctrico, más vertical, más agresivo desde cómo busca acorralar desde las voluntades y las intenciones. Y tiene muchos jugadores para convertir: Copetti y Correa son las principales referencias, pero también están Rojas, Miranda, Alcaraz, Chancalay, Piovi, Mura, Jonathan Gómez, Fabricio Domínguez, Garré y Cardona, el que más desentonó hasta acá en ritmo físico y presencia.

Boca: impredecible

Quizás sea el que menos juego asociado tiene (demostrado en continuidad, como algo sostenido), el que menos patea al arco (12,6) . El equipo de Sebastián Battaglia pasó de jugar mal y no tener poder de generación de juego ni gol a ser peligroso desde alguna acción individual hace unos quince días y a jugar su mejor partido colectivo del ciclo justo ante Defensa y Justicia, en el triunfo por 2-0. El caso Sebastián Villa es curioso: porque no termina de redondear un buen juego, pero es el delantero más determinante si se computan los goles anotados y las asistencias durante el semestre.

El juego de Boca mejoró con el ingreso de Alan Varela como volante central
JUAN MABROMATA


El juego de Boca mejoró con el ingreso de Alan Varela como volante central (JUAN MABROMATA/)

Boca es impredecible porque encadenó triunfos consecutivos, pero sus arqueros también salvaron pelotas importantes en cada uno de esos juegos. Suele ser peligroso en ataque y tiene un abanico amplio de recursos ofensivos con el mencionado colombiano, Oscar Romero (más incisivo cuando juega cerca del área rival), Toto Salvio (otro que levantó su nivel), Pol Fernández (pisando más el área desde que abandonó la prueba de N°5), Medina, Benedetto, Zeballos, Vázquez, Orsini… Pero Boca no tiene goles “para tirar al techo”: recién Juan Ramírez hizo el primer tanto de los mediocampistas en lo que va del año.

Defensivamente también es impredecible lo que pueda hacer Boca ante Racing. Los arqueros Agustín Rossi y Javier García siempre aportan alguna atajada salvadora, pero los centrales siguen demostrando que los pelotazos cruzados le pueden hacer daño, un ítem en donde los arqueros también sufren: el mejor ejemplo a tener en cuenta sería la jugada del primer gol de Alcaraz a Aldosivi, tras un centro invertido de Matías Rojas.

El primer gol de Alcaraz a Aldosivi

Tigre: agresivo

Nadie va a discutir lo que Pablo Magnín (32 años) le aporta a Tigre. Es un delantero con oficio y buena técnica, olfato, intuitivo. Figura para el ascenso y también en lo que va del Matador en la primera división. Sin embargo, uno de los mejores partidos en el torneo Diego Martínez lo jugó con la dupla Mateo Retegui (23) y Facundo Colidio (22). La razón estaba clara: si pretendía hacer un trabajo de presión cuando los mediocampistas millonarios le dieran la pelota como apoyo (hacia atrás) a Enzo Pérez o los centrales, iba a necesitar la “agresividad” física y capacidad de reacción de Retegui y Colidio. De hecho Magnín, cuando ingresó sobre el final, pareció quedar a destiempo de las necesidades tácticas. Pero fue algo lógico, son características distintas.

El Matador es un equipo agresivo, hasta tiene un promedio de más remates al arco rival que Racing (15,1). Y no necesita llegar muchas veces para hacer un gol, aunque contra River generó 8 situaciones de riesgo. Pero logra ser agresivo ofensivamente más allá del libreto. Puede jugar 4-2-3-1 o 4-4-2 y tiene varios intérpretes para pisar el área. Los laterales Blondel y Prieto son más ofensivos que defensivos; los volantes también y los delanteros tienen recursos para transformar un centro común en un golazo, como sucedió con Retegui en el 1-0 a River. Esto último también se ve en el Estudiantes de Zielinski.

El golazo de Retegui a River

Argentinos: versátil

“Competimos con valentía y corazón”, dijo Gabriel Milito luego de eliminar a Estudiantes. Y el partido que hizo en el estadio de Uno fue la confirmación de lo que es capaz de hacer Argentinos. Tiene la versatilidad táctica para adaptarse a cualquier sistema de juego, pero también para las estrategias: es elegante en el juego cuando puede y, cuando no, le juega también al Pincha con el cuchillo entre los dientes y saca chispas con el roce y las infracciones. No fue más que Estudiantes en ese rubro, pero tampoco menos. Y siempre buscó ganar el partido, incluso cuando se quedó injustamente con diez por la incorrecta expulsión de Galarza y terminaba jugando 4-4-1 .

Del inicial esquema 3-4-2-1 se acomodó a lo que el contexto del partido le pedía. Pero eso también se vio ante River en el Monumental, ante Patronato, San Lorenzo, Gimnasia o cada fin de semana. Desde una defensa de tres que además del líbero Torrén tiene a dos laterales como centrales (Mac Allister y Villalba), a tres volantes ofensivos que pueden hacer magia cada vez que se juntan (Galarza, Florentín y Carabajal). Y arriba, el Tanque Avalos. Kevin Mac Allister es el símbolo de la versatilidad porque arranca como central en línea de 3, pasa al ataque y se proyecta como lateral o interior y termina pisando el área como centrodelantero.

Kevin Mac Allister encabeza el festejo de los jugadores de Argentinos tras eliminar a Estudiantes por penales
Fotobaires


Kevin Mac Allister encabeza el festejo de los jugadores de Argentinos tras eliminar a Estudiantes por penales (Fotobaires /)

El 9, Avalos, también es el reflejo de la versatilidad del equipo. Es un titán para ir a cabecear cuando le tiran un centro y también sabe jugar de espalda ganando faltas y haciendo respirar al equipo cuando el Bicho quedó con 10. Desde lo colectivo, Argentinos puede hacer un gol con un gran ataque respaldado como también con un avance directo con tres toques.

Lo que une a los cuatro semifinalistas es que todos llegan en alza al fin de semana. Racing, desde la continuidad de la idea y cómo estuvo rindiendo, llega mejor que Boca, que deberá volver a jugar un encuentro desde su mejor versión para ofrecer argumentos y acceder a la final. Argentinos y Tigre, con dos entrenadores más innovadores para el detalle puntual, se pueden ganar tantos duelos individuales como sorprenderse desde los planteos y las estrategias. Pero pueden ser dos partidos atrapantes. Porque si los cuatro están en alza, la definición puede no tener techo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.