El City recuperó la sonrisa tras una remontada increíble sobre Tottenham

Manchester City FC via Getty Images

En un espectáculo en el Etihad Stadium, Manchester City dejó en claro que no le dará margen de relajación al líder Arsenal. Ante Tottenham Hotspur, dio una muestra de autoridad al remontar y conseguir una valiosa victoria 4-2, con la que se recompuso de la reciente caída con el United, para aferrarse a la posición de escolta en la Premier League.

Pep Guardiola sorprendió con la formación inicial, en la que optó por la titularidad del argentino Julián Álvarez, compartiendo la ofensiva con Erling Haaland, y con la ausencia fuerte de Kevin De Bruyne, además de la de Rúben Dias, recién recuperado de una lesión. Pero esto no alteró la tradicional posición de los Ciudadanos, como dueños de la pelota, para imponer condiciones.

Sin embargo, más allá de la amplia posesión, los locales estuvieron faltos de claridad en los metros finales. En parte, esto ocurrió por el orden de los Spurs en su estructura, que se mantuvieron al acecho de los errores y de los espacios para contragolpear.

Recién sobre el final de la primera mitad, el conjunto celeste logró acercarse a la ventaja. Fue Rico Lewis, el primero en hacerlo, con un disparo esquinado, el que alcanzó a atajar Hugo Lloris. Poco después, Haaland probó al arquero con un tiro dentro del área y luego pasó un testazo apenas por encima del travesaño.

Pero, en una ráfaga, los londinenses sacudieron a los dueños de casa. A los 44 minutos, el portero Ederson Moraes jugó corto en salida, pero comprometió a Rodri con su pase, quien perdió ante la presión del uruguayo Rodrigo Bentancur y permitió que Dejan Kulusevski tome el balón en la entrada al área y no perdone de frente al arco.

Los últimos campeones quedaron golpeados por esta desventaja, por lo que los de Antonio Conte fueron por más y así lo hicieron rumbo al descanso: Harry Kane ganó una entrada sobre la línea de fondo, remató fuerte al lado de la portería y, tras el rebote del guardavallas brasileño, Emerson Royal solo tuvo que cabecear para convertir.

Pasó el entretiempo y la historia tomó un vuelco rotundo para la segunda mitad. Es que el City salió con todo y no solo descontó, sino que igualó en un aluvión. Fue Álvarez el encargado de poner en partido a los Ciudadanos, aprovechando una pelota que quedó con el arco a su merced, luego de un intento de Lloris por despejar, entre varias piernas.

Apenas dos minutos después del tanto de la Araña, Haaland cumplió con su rol de goleador para impulsar al local, de manera definitiva: Riyad Mahrez conectó de cabeza, luego de un buen pase bombeado hacia la derecha del área, y lo siguió el noruego con un frentazo hacia la red.

Casi como una señal, el Celeste se salvó de una oportunidad inmejorable por parte del cuadro de Londres, que estuvo a las puertas de recuperar la ventaja a través de Ivan Perisic, quien disparó a metros del arco, pero se topó con una fenomenal salvada de Nathan Aké y con algo de fortuna por el posterior impacto al poste izquierdo.

Cuando los Spurs comenzaban a recomponerse, llegó el golpe casi definitorio del elenco de Guardiola. A los 63', Mahrez recibió por el sector izquierdo, ganó en velocidad a su marca y anotó con un remate raso, al primer palo, que imposibilitó una reacción del portero francés.

Los defensores del título pasaron a dominar por completo el juego, mientras que la visita no supo salir de la conmoción por el marcador desfavorable. El sello final de la victoria se dio justo sobre el cierre y a través del extremo argelino, que condujo en solitario hacia el arquero y firmó su doblete con una sutil emboquillada.

Gracias a este resultado, el City se mantiene prendido en la pelea y se ubica, con 42 puntos, a cinco de Arsenal, que debe un partido. Por su parte, Tottenham sufrió su segunda derrota al hilo y, además de no poder asomarse al Top 4, puso en riesgo su ubicación en el quinto puesto.

Foto: Manchester City FC via Getty Images