El City derrotó a Chelsea y se acercó a la punta

Matt McNulty - Manchester City/Manchester City FC via Getty Images

Una jornada llena de emoción se vivió en Stamford Bridge con la victoria de Manchester City por 1-0 frente a Chelsea para descontarle dos puntos a Arsenal en la pelea por el título.

Los Blues tuvieron un comienzo del encuentro para el olvido. Y no justamente por el juego en sí, sino por las lesiones. Antes de los cinco minutos, Raheem Sterling sintió un tirón en el aductor de su pierna derecha y no aguantó. Pierre-Emerick Aubameyang entró en lugar del inglés.

Instantes más tarde, cuando el conjunto londinense le jugaba de igual a igual a los Ciudadanos y generaba ocasiones importantes, Christian Pulisic sufrió un duro choque en su pie cuando estaba a punto de rematar tras un pase filtrado de Kai Havertz. El estadounidense ni siquiera lo intentó. Su cara lo dijo todo y el cambio fue por Carney Chukwuemeka.

Fue justamente este último quien, con apenas unos segundos dentro de la cancha, tuvo una situación clara frente al arco defendido por Ederson con un remate casi desde el borde del área. El cancerbero brasileño fue una de las figuras de los Sky Blues, quienes tuvieron varias falencias defensivas.

Mientras tanto, las oportunidades más importantes del equipo dirigido por Pep Guardiola pasaron en primera instancia con Erling Haaland con un zurdazo forzado que se fue por encima del travesaño y luego con un remate de Kevin De Bruyne en la última del primer tiempo que se fue apenas ancho del segundo palo.

Ya en el complemento, el volante belga convirtió en figura a Kepa Arrizabalaga con sus remates de media y cercana distancia, mientras que el poste también fue una de las claves para que los de la capital inglesa mantengan el cero.

Apenas algunas aproximaciones tuvieron los Blues en una segunda mitad en la que los Citizens se adueñaron completamente de la posesión del balón como su juego usual lo manda, contrario a lo plazmado en la primera parte.

De esta manera, el asedio de los Sky Blues dio resultado y abrieron el marcador a los 63' con una jugada que fue de lado a lado para finalizaron con centro al ras del suelo de Jack Grealish para la aparición por detrás de la defensa de Riyad Mahrez, quien solo tuvo que empujar la pelota en el área chica.

Si bien Chelsea supo recuperar la pelota, la impresición en los pases fue la cuplable de que los dueños de casa no puedan empatar el encuentro a pesar de la frescura en piernas nuevas con, por ejemplo, Conor Gallagher por izquierda.

Gracias a esta victoria, Manchester City fue capaz de recortarle un poco de distancia a Arsenal, que sigue como líder de la Premier League pero ahora con cinco puntos de ventaja. A Guardiola y compañía se le viene ahora Manchester United.

Foto: Getty Images