Ciclista Dygert busca el oro olímpico 10 meses después de horroroso accidente

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Por Martyn Herman

TOKIO, 26 jul (Reuters) - Si no hubiera sido por su terrible accidente en el campeonato mundial de Imola hace 10 meses, la pregunta obvia antes de la prueba contrarreloj de ciclismo olímpico femenino del miércoles habría sido quién quedaría en segundo lugar detrás de la estadounidense Chloe Dygert.

La joven de 24 años solo conoce una forma de conducir: subir la potencia a 10 de principio a fin y vaciar el tanque.

La prueba que comienza y termina en el Fuji International Speedway también parece hecha a medida para una ciclista que llevó la disciplina a un nuevo nivel en los campeonatos mundiales de 2019.

En un día tormentoso en Yorkshire, Inglaterra, fue 90 segundos más rápida que la actual campeona olímpica de ruta Anna van der Breggen en un recorrido de 30 kilómetros, y un comentarista dijo: "ni siquiera el helicóptero de la televisión puede seguirle el ritmo".

Unos meses más tarde, Dygert volvió a la pista, rompiendo su propio récord de persecución individual de 3 kilómetros dos veces en un día para quedarse con el oro, antes de llevar a su equipo a la búsqueda del oro por equipos, superando a los campeones olímpicos de Gran Bretaña en la final.

Pero se detuvo en seco en Imola.

Ahí, como en Yorkshire, estaba volando y estaba 26 segundos por delante en el puesto de control central. Luego se tambaleó al llegar a una esquina en un descenso, se precipitó sobre una barandilla de acero y cayó por un terraplén.

Se fracturó la mano, pero lo más preocupante fue la herida abierta que sufrió desde la mitad del muslo hasta la rodilla. El daño fue tan espantoso que las cámaras de televisión cortaron la escena.

La lesión no fue el final de su carrera, pero Dygert ahora tiene, como recuerdo espeluznante, una cicatriz parecida a una mordida de un tiburón.

RITMO ABRASADOR Y ACTO DE MALABARISMO

La pregunta de si tiene el mismo ritmo abrasador fue respondida en las recientes competencias nacionales estadounidenses cuando venció a la tres veces campeona Amber Neben por 27 segundos.

Dygert fue parte de la carrera en ruta del domingo, pero su atención se centró directamente en la contrarreloj y luego en la pista.

Si supera a los campeones mundiales Van der Breggen y Annemiek van Vleuten, Dygert reclamará la medalla que su entrenadora Kristin Armstrong se llevó a casa en los últimos tres Juegos Olímpicos.

Luego, centrará su atención en el velódromo donde espera acabar con el dominio de Gran Bretaña en la persecución por equipos.

Es un acto de malabarismo que disfruta y dice que da dividendos.

"Como atleta, hacer el trabajo de fuerza en la pista con esos grandes engranajes, esos grandes esfuerzos, eso es lo que me convierte en el contrarreloj que soy", dijo Dygert, quien ganó una medalla de plata en la prueba de persecución por equipos en pista.

Los holandeses solo pueden esperar que Dygert no haya acelerado a fondo después de su accidente. Si es así, están en problemas.

"No me encanta andar en bicicleta, me gusta y me encanta ganar. No corro hacia el podio, corro para ganar", apuntó Dygert.

(Editado en español por Carlos Calvo Pacheco)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.