Christian Martinoli se lanzó sin piedad contra Salt Bae: "Su restaurante es una ma... está de moda y ya"

Martinoli junto a Salt Bae en Qatar, durante diciembre pasado. (Instagram/@cmartinolimx)
Martinoli junto a Salt Bae en Qatar, durante diciembre pasado. (Instagram/@cmartinolimx)

Christian Martinoli nunca se guarda nada de lo que piensa. Por algo se ha convertido en un narrador reconocido en el contexto mexicano. Sus narraciones se caracterizan por ser divertidas pero también críticas, especialmente cuando se trata de la Selección Mexicana. Y esa es su forma de ser en todas las áreas en las que incursiona. No le gustan los grises: él siempre va al grano. En esta ocasión, el relator ha dado de qué hablar por sus sinceras opiniones sobre el restaurante del chef Nusret Gökçe, mejor conocido en todo el mundo como Salt Bae, debido a sus populares videos en los que tira sal a la carne de manera peculiar.

Martinoli, que acudió al restaurante de Salt Bae en Qatar, dio su punto de vista sobre este recinto en el canal de Youtube de su compañero Luis García, en el que ambos tienen la sección "Farsantes con gloria". El narrador comenzó diciendo que no quería ir al lugar, pero finalmente accedió y su experiencia estuvo lejos de ser grata, como podría esperarse de un sitio que es tan lujoso y al que tantos comensales quieren acudir.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Es mamador (Salt Bae), el restaurante es mamador, sinceramente no es tan (bueno). La carne es buena, sobre todo las costillas me gustaron mucho. Lo demás... el restaurante no me parece de gran nivel, ni las mesas, ni el acondicionamiento, ni el ambiente. No vale la pena, verdaderamente caro", contó el experimento comentarista que en Qatar 2022 cumplió con su sexta Copa del Mundo narrando y séptima en su cuenta personal —acudió a Francia 98, pero como freelance—.

Martinoli también habló del show en el que se ha especializado este chef, al tirar sal sobre los cortes de carne. En ese sentido, la queja del mexicano estuvo enfocada hacia el excesivo tiempo de espera. "Ni cuenta te das cuando viene (Salt Bae). Esperamos como 40 minutos la pinche carne no llegaba y de pronto aparece de la nada con un séquito, hace su acto de la sal y se va”, recordó. Y también habló de la fotografía que colgó en sus redes sociales sobre aquella experiencia: “Al final si quieres le pides foto y él amablemente acepta. Sacaron una foto, estaban todos, nos tomamos una foto con el señor. No vale la pena: la carne está buena pero todo lo que rodea al restaurante es una mamada. Está de moda y ya". También comentó que le daría "cero estrellas" como calificación final.

Salt Bae se ha acostumbrado a acaparar reflectores en redes sociales, pero su popularidad llegó a otro nivel en la Copa del Mundo y no necesariamente por los mejores motivos, pues sus imágenes incomodando a los jugadores argentinos durante la celebración, especialmente a Lionel Messi, y su atrevimiento de tocar el trofeo del Mundial (en teoría, sólo los jugadores campeones y los jefes de Estado puede tenerlo en sus manos), no cayeron nada bien. Justamente, el encuentro recapitulado por Martinoli se dio un día después de aquellas polémicas imágenes.

De acuerdo con información de Al día Dallas, el platillo más básico de un restaurante de Salt Bae puede costar unos 275 dólares. Mientras que el famoso corte acompañado de oro puede alcanzar los mil 100 dólares. El precio, como se puede ver, es elevado. Pero como lo dejó patente Martinoli, muchas veces el sobrecosto no es garantía de calidad y menos cuando algo se pone de moda de manera repentina. En este caso, la sinceridad del narrador ha servido para desenmarañar una verdad que, quizá, no muchos se atreverían a decir en estos tiempos en los que nada importa más que formar parte de las tendencias al costo que sea.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Grupo armado desaloja un cuartel de la Guardia Nacional en Chiapas.