Chivas y la nueva fiesta de jugadores que causa críticas, molestia y condenas

Las Chivas sufren, otra vez, por un tema de celebraciones. En esta ocasión Alan Mozo, Santiago Ormeño, Cristian Calderón y Antonio Briseño fueron los protagonistas. (Foto: Agustin Cuevas/Getty Images)
Las Chivas sufren, otra vez, por un tema de celebraciones. En esta ocasión Alan Mozo, Santiago Ormeño, Cristian Calderón y Antonio Briseño fueron los protagonistas. (Foto: Agustin Cuevas/Getty Images)

Los jugadores de Chivas están envueltos —otra vez— en una polémica por una salida nocturna. Alan Mozo, Santiago Ormeño, Antonio Pollo Briseño y Cristian Calderón fueron captados en el palenque Fiestas de Octubre en Jalisco, en el que Christian Nodal dio un show, y las críticas no se hicieron esperar gracias al momento que vive el club.

Chivas se juega el pase a cuartos de final contra Puebla el domingo 9 de octubre; los ánimos no están para fiestas, o al menos así lo creen múltiples aficionados que se mostraron molestos por la vida privada de los futbolistas.

El hecho, además de evidenciar que disfrutan la música y los eventos nocturnos, exhibió que no existe una real conexión con la causa, la cual es sacar del mal momento al Rebaño Sagrado; son banca y parece ser que están dejando la tarea en manos de los que sí juegan.

El debate sobre las actividades personales de los jugadores se intensificó; cada quién es libre de hacer lo que quiera, es válido mientras lo hagan en su tiempo libre y rindan en la cancha, dicen algunos. Pero para otros, los códigos son más que esperar un buen partido, es estar 100% conectados con el club, que por cierto no ha mostrado su mejor cara.

La sobreexposición hacia los futbolistas es cierta, y si hicieron bien o mal, tomaron o no alcohol, pasa a segundo término. El incesable juicio de la afición no descansa y menos lo hará si en la cancha, donde “verdaderamente importa”, no cumplen con las expectativas que se tienen sobre ellos: Chivas y la presión van juntos siempre.

Otro de los señalamientos que se hicieron es que este grupo de jugadores ha sido intrascendente para el conjunto. Ninguno se ha erguido como una pieza “digna” del Club Guadalajara. El hecho retumbó tanto que se comparó lo que hizo el acérrimo rival, el América; ellos entrenaron de noche para preparar su compromiso de cuartos de final.

Ni Mozo, ni Ormeño, ni Briseño son elementos imprescindibles en el esquema de Ricardo Cadena. La ida a un palenque es un lujo, o al menos lo es para aquellos hombres que no han demostrado nada —aún— con la camiseta de Guadalajara.

Alan Mozo llegó como el flamante refuerzo del Rebaño para el Apertura 2022; en todo el torneo disputó 11 juegos y en 6 fue titular. Además, no acumuló ninguna asistencia y se vio superado por Jesús Sánchez en la competencia por la lateral derecha. El caso de Pollo Briseño es más alarmante aún; el zaguero solo vio actividad en 2 partidos y lo hizo de cambio.

Santiago Ormeño fue la otra “gran” contratación que hizo Chivas. Llegó con la polémica de su doble nacionalidad y con la tarea de demostrar, con goles, que había valido la pena su traspaso. En la campaña apenas marcó un tanto en 12 juegos y solo vio la titularidad en 2 ocasiones.

A Cristian Calderón, también se le vio en el palenque, pero él no estuvo en el “grupo de concentración”, se encontraba en otra zona. El Chicote ha dejado claro, en más de una ocasión, que la fiesta y vida nocturna es lo suyo.

Calderón se convirtió en la punta de lanza de las famosas Chivalácticas en 2020, y en lugar de ser un motor de cambio en la institución ha ido de celebración en celebración hasta los días más recientes; jamás ha desquitado los 7.2 millones de euros que costó, según Transfermarkt.

Ninguno de los jugadores, a excepción de Calderón, es alguien clave en Chivas. (Foto: Jam Mauricio Salas/Media/Getty Images)
Ninguno de los jugadores, a excepción de Calderón, es alguien clave en Chivas. (Foto: Jam Mauricio Salas/Media/Getty Images)

Si Chivas ya tenía presión para ganar el duelo de repechaje contra Puebla, con el incidente del palenque aumenta. Estos jugadores ya están en la mira de toda la hinchada rojiblanca, tendrán que demostrar que ese palenque fue pura diversión y no distracción.

Aunque luce complicado que lo puedan lograr, pues en un juego de suma importancia, es dudoso que el técnico, Ricardo Cadena, les otorgue una titularidad injustificada solo para que puedan redimirse.

Queda ampararse en sus compañeros, en quienes tampoco se han depositado muchas esperanzas. Según el medio especializado en estadística FiveThirtyEight, la escuadra dirigida por Nicolás Larcamón tiene el 55% de probabilidades de avanzar a la siguiente ronda. Además, el pasado también está de lado de los poblanos; en el juego de repechaje del Apertura 2021, los enfranjados vencieron en penales a las Chivas de Marcelo Leaño.

No obstante, el apoyo a los compañeros existe, al menos. Roberto Alvarado, a quien también se le acusó de estar presente en el palenque, mostró solidaridad y aclaró que él no fue al evento.

“Siempre habrá críticas, somos humanos y no sabía este tema de las fotos, no estaban haciendo nada malo. Todos saben el compromiso del grupo, veo a los compañeros comprometidos, entrenaron todos, queremos ir a ganar el partido del sábado”, aseguró Roberto Alvarado.

Aún no se ha determinado si la directivas encabezada por Ricardo Peláez tomará o no sanciones para los jugadores involucrados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Bárbara del Regil y su poderoso consejo sobre los celos en pareja