Chivas vigila al arbitraje

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Ricardo Peláez, director deportivo del Guadalajara, se hizo presente en las oficinas de la Federación Mexicana de Futbol.

Fue directamente a la oficina de Armando Archundia, presidente de la Comisión de Arbitraje, donde estuvo varias horas.

Todos sabían a lo que iba, a hablar del arbitraje de César Ramos en el juego contra el Toluca, en el que hubo un par de jugadas polémicas contra el Rebaño.

Peláez dijo que no fue a quejarse, sino a que le respondieran algunos cuestionamientos sobre el juego.

Todos fueron resueltos.

Pero está claro que para el juego de este día contra los Xolos de Tijuana, el árbitro central Guillermo Pacheco Larios saldrá más que presionado.

Pacheco Larios debutó en el Apertura 2021, en un juego de la fecha 17 entre el Atlas y el Querétaro. En este torneo, será su sexto juego como central, teniendo acción en siete como VAR y en dos como cuarto árbitro.

Chivas visita a los Xolos de Tijuana, en la cancha sintética del estadio Caliente, donde no le ha ido tan bien.

De las últimas visitas a suelo fronterizo, el Guadalajara ha ganado sólo un juego, el de la Jornada 7 del Clausura 2020 por marcador de 1-0. El resto han sido seis victorias para los tijuanenses y tres empates.

El juego contra los Xolos es el inicio de una gran actividad para los tapatíos.

En los próximos 11 días Chivas tendrá un calendario pesado. De entrada hoy visita a Xolos, en Tijuana; el sábado en casa recibe al Puebla y el martes 13 a Tigres, —partido que se reprogramó— y el 17 de septiembre irá al Estadio Azteca para jugar contra América el Clásico Nacional.

Saben en Chivas que meterse a uno de los primeros cuatro puestos es una misión imposible, ya que estos lugares saldrán de entre América, Monterrey, Pachuca, Santos, Toluca y Tigres, así que están pensando en un repechaje con buena posición para jugarlo en casa, con su gente.