Chivas cae en casa 2-1 ante un Toluca que vino de atrás

CIUDAD DE MÉXICO, enero 21 (EL UNIVERSAL).- El Rebaño Sagrado cayó por primera vez en el torneo, y lo hizo dando señales de inestabilidad, ante unos Diablos Rojos que supieron salir de un primer tiempo donde fueron dominados, en el cierre de la jornada sabatina de esta fecha 3 del Clausura 2023.

El primer lapso en el Estadio Akron fue casi en su totalidad para unas Chivas que supieron manejar el balón y maniatar al rival, jugando por nota. Y pese a que el primer tanto fue un autogol, fue resultado de una buena jugada rojiblanca. Alan Mozo recuperó pegado a la banda derecha, para que Roberto Alvarado esperara al "Nene" Beltrán, quien llegó hasta la línea final pegado al área chica y su centro rasante terminó empujado a propia red por Valber Huerta al 36.

Chivas siguió lanzado al frente, pero no logró concretar. Al 43, tras una gran jugada del "Piojo" Alvarado, el "Charal" Carlos Cisneros falló un remate prácticamente en la línea de gol, que terminó por ser muy costosa para el segundo lapso.

Apenas arrancando el segundo tiempo, el "Piojo" volvió a hacer muestra de calidad, pues enganchó hacia el centro y en la frontal del área reventó el travesaño de Tiago Volpi. Sin embargo, poco a poco Ignacio Ambriz ajustó sus piezas con jugadores desde el banquillo para disputar primero el balón en medio campo, y luego las oportunidades en el área.

Ya para el 55 el "Wacho" Jiménez tuvo que atajar un gran remate de Fernando Navarro, con un balón que amenazaba su arco. Y sería al 59 que Toluca se hizo presente en el marcador. Carlos González quien aprovechó una descolgada a segundo palo para mover las redes y empatar un duelo que había sido controlado por los tapatíos y que ya se les había ido de las manos.

Poco después, Jean Meneses colocó un gran balón de nuevo al "Cocoliso", quien ante la salida del "Wacho" estrelló el balón en la base del poste izquierdo y de milagro las Chivas no se veían rebasados.

Al 77, Carlos González parecía había adelantado a los mexiquenses, pero el silbante decretó fuera de lugar y su tanto no subió al marcador, sin embargo, el Diablo no tardaría en conseguir el 2-1.

En una jugad que nació desde la propia área, el portero Tiago Volpi concretó un gran servicio para el brasileño Camilo Sanvezzo, quien a su vez con otro gran centro al corazón del área sirvió para que llegará Marcel Ruíz y con gran precisión remató de cabeza directo al ángulo, ya al 83, sin que hubiera tiempo para una reacción rojiblanca.