Lo siento, Estados Unidos: China es la verdadera líder del medallero

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Por Dan Wetzel

China ha ganado siete oros más que Estados Unidos, así que China lidera el medallero. Es así de simple. (Foto: Wei Zheng / CHINASPORTS / VCG / Getty Images).
China ha ganado siete oros más que Estados Unidos, así que China lidera el medallero. Es así de simple. (Foto: Wei Zheng / CHINASPORTS / VCG / Getty Images).

China está goleando a Estados Unidos (al menos por ahora) en estos Juegos Olímpicos, aunque no te enterarás si repasas el medallero en los medios estadounidenses.

En un método de conteo inexplicable pero (aparentemente) aceptado a nivel nacional, los estadounidenses hacen la clasificación no basándose en la mayor cantidad de oros, sino en el número total de medallas.

La NBC, ‘The New York Times’, ‘The Washington Post’… Por desgracia, también Yahoo Sports.

Esto es, hablando claro, ridículo.

Significa decir que la suma de China de 32 oros, 21 platas y 16 bronces (69 en total) de alguna manera no es mejor que los 25 oros, 29 platas y 21 bronces de Estados Unidos (75 en total). Intenta explicarle a los siete medallistas de oro que tiene de ventaja China que sus victorias no importaron.

¿Qué está pasando en Estados Unidos?

En el resto del mundo el oro prevalece por encima de todo. Así lo detalla el Comité Olímpico Internacional. Lo mismo en la web de Tokio 2020. Está aceptado para los medios de comunicación de todo el mundo, pero aparentemente no en Estados Unidos.

Todos los demás lo tienen claro, ya que, evidentemente, el oro es mejor que los demás. Es un concepto simple.

Oro. Plata. Bronce.

El medallista de oro se sube a lo más alto del podio. La bandera del país al que representa el medallista de oro se eleva más alta que las otras. Tocan el himno del medallista de oro, no el del resto.

Aquí no hay argucias. No hay lugar para la interpretación. En ningún momento se sugirió que los tres metales fueran iguales. Si lo fueran, se entregarían tres medallas de oro.

En los Juegos de 1904, que se celebraron en San Luis, se les ocurrió la idea de entregar tres medallas diferentes. A todos les encantó. Antes se entregaba una medalla de plata y una rama de olivo al ganador y una medalla de bronce o de cobre y una rama de laurel al subcampeón.

Sin embargo, Estados Unidos, del mismo modo que tiene su propio sistema métrico, usa su propio medallero y, casualmente, parece que sus deportistas están teniendo más éxito en los Juegos Olímpicos cuando ciertamente no es así.

Esto no ha sido algo planeado. El sistema ya estaba en vigor antes de que China comenzara a conseguir más oros aquí. No ha sido una forma coordinada de salvar el frágil ego de Estados Unidos y ocultar el hecho de que no está dominando los Juegos.

Simplemente se hace de esta manera.

Imagina que Estados Unidos liderara el medallero en cualquier conteo, oficial o neutral, en todo el mundo, pero los medios chinos usaran un sistema diferente que los colocara en primera posición, ¿qué pensarías?

Además, el recuento total de medallas tiende a favorecer a Estados Unidos, que suele tener la delegación más grande en los Juegos Olímpicos y, por lo tanto, la mayor cantidad de posibilidades de ganar medallas (en Tokio son 613 deportistas contra 431 de China).

Sin embargo, ahora mismo resulta embarazoso. No debería dar vergüenza no ganar tantos oros como China. De verdad, ¿a quién le importa? El valor de un país no se debería decidir por la fuerza de su equipo de piragüismo en eslalon. Además, con el atletismo, el baloncesto y el boxeo aún en marcha, Estados Unidos todavía puede superar a los chinos.

Pero hacer que parezca que se están falseando los resultados, incluso aunque no esté planeado, resulta humillante.

La solución simple pasa por medir las medallas en virtud de su clasificación. Dar tres puntos por el oro, dos por la plata y uno por el bronce. O el valor que sea. Entonces no importaría solo el oro, pero tampoco tendría más valor el bronce.

Nadie ha intentado nunca reivindicar que su empresa ofrece a sus clientes el ‘estándar de plata’. Una experiencia de lujo no se promociona como ‘de bronce’ ¿El precio actual de una onza de oro? 1.529 euros. ¿De plata? 690. El bronce cuesta 2,15 € por medio kilo.

Si alguien dice que son iguales, estoy dispuesto a cambiar kilos de bronce por kilos de oro cuando quiera.

Algunos deportistas estadounidenses han expresado su frustración porque “ganar la plata” signifique a veces “perder el oro”.

“Disculpe mi francés, pero el hecho de que no celebremos la plata o el bronce es basura”, dijo la nadadora Lily King. “¿De qué se trata? Te llevas una medalla a casa para tu país. El hecho de que compitamos por los Estados Unidos y tal vez tengamos una exigencia extremadamente alta para este tipo de cosas no quita que celebremos la plata o el bronce tanto como el oro”.

Oye, adelante, celebra y siéntete orgullosa de ese logro. Muy pocos de nosotros llegamos a estar entre los tres primeros del mundo en algo. Sin embargo, eso no significa que el bronce sea el nuevo oro. O que, acéptalo, China no debería estar en la cima del medallero.

VÍDEO | Atletas que subastaron sus medallas olímpicas

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.