Las eliminatorias sudamericanas: Brasil le ganó a Chile, se afirma como líder y mantiene el puntaje ideal justo en la antesala de jugar con la Argentina

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Everton Ribeiro (izquierda) festeja con Alex Sandro el gol que le marcó a Chile para vencer 1-0 en Santiago; Brasil sigue con puntaje ideal en las Eliminatorias
Claudio Reyes

Un triunfo para robustecerse y demostrar que puede adaptarse a diferentes libretos. Brasil derrotó 1-0 a Chile en el estadio Nacional, de Santiago, y avanza a paso firme rumbo al Mundial de Qatar 2022. Puntero, invicto, con puntaje perfecto en siete partidos, los números le sonríen a la verdeamarela, que el domingo, en el estadio de Corinthians, recibirá a la Argentina, en un duelo entre los dos mejores de las eliminatorias y los finalistas de la Copa América, ese trofeo que la selección nacional le arrebató al scratch en el Maracaná.

Los contrastes se manifestaron en las alineaciones. Chile es una formación de experiencia, con siete piezas que se repiten desde los años de gloria, con la doble conquista de la Copa América de 2015 y 2016: Bravo, Isla, Medel, Mena, Aranguiz, Vidal y Vargas levantaron la bandera de la Roja en Sudamérica y marcan el pulso a quienes se deben ofrecer como recambio. Ellos son también sobre quienes se apoya el uruguayo Lasarte para conducir al fútbol trasandino a la cita de Qatar 2022, aunque los resultados convirtieron el sendero en un tembladeral. Chile visitará a Ecuador y a Colombia, dos rivales directos y frente a los que no puede fallar para sostener intacta las esperanzas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Brasil es un equipo al que le sobran jugadores de elite y que puede desarrollar un juego de dominio y control -cuando el seleccionador Tite tiene a mano a todas sus piezas- o adormecerse, provocar el adelantamiento del rival, y explotar la velocidad y técnica de sus futbolistas. En el estadio Nacional se recostó sobre la segunda opción: la falta de Richarlison, Thiago Silva, Fred, Fabinho, Firmino, Raphinha, Gabriel Jesús, Alisson Becker y Ederson, jugadores que negaron los equipos de la Premier League, razones para ajustarse a ese libreto.

Con un puñado de atajadas, Weverton demostró las razones de porqué el scratch puede descansar en sus manos. Un tiro libre de Vidal y el remate de cabeza de Vargas, una doble tapada a pura reacción y reflejos, los que también mostró en la estirada para ahogar un nuevo intento de Vidal. A esa altura, Brasil esperaba una genialidad de Neymar o tomar desbalanceada a la defensa chilena -sucedió en un par de ocasiones-, aunque Casemiro y Ney -al que el pique de la pelota le jugó una mala pasada- fallaron la puntada final. Eran pequeñas muestras del poderío que la verdeamarela reluciría en el segundo tiempo.

Bruno Guimaraes, de Brasil, frente a Claudio Bravo arquero
Claudio Reyes


Bruno Guimaraes, de Brasil, frente a Claudio Bravo arquero (Claudio Reyes/)

No se intimida Brasil si no dispone de la posesión de la pelota, es un conjunto que aprendió a jugar sin ella y a no pasar sofocones. Tiene seguridad en cualquiera de sus tres arqueros y los zagueros centrales son una garantía: anoche fue el turno de Eder Militao y Marquinhos. Se acostumbró a desprenderse del balón, ofrecérselo al rival y explotar como dinamita, apoyado en la potencia de sus delanteros -Vinicius Jr. y Gabigol son dos velocistas- y en el aporte de los volantes como Lucas Paquetá; Casemiro es quien señala la temperatura del desarrollo.

Chile no estableció una ventaja en su momento de dominio y Brasil precisó apenas un rato para someter a la Roja. Atacó Danilo y descargó en Everton Ribeiro, que asistió a Neymar; el crack falló ante Bravo, pero el rebote largo cayó en Everton Ribeiro, que definió con clase. Ya nada fue igual: se desesperó Chile -protestó un supuesto penal a Vidal-, al que la cita de Qatar se le empieza a alejar, y la verdeamarela hizo su negocio: dosificó esfuerzos a la espera del duelo con la selección nacional, la que le quitó en el Maracaná el sueño de campeón en la Copa América.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.