Chilavert quiere ser presidente de Paraguay: “Me preocupa mucho que el populismo gane terreno”

·6  min de lectura
José Luis Chilavert cenó con Javier Milei en Paraguay.
Captura de video

Si algo caracterizó siempre a José Luis Chilavert, es su arrojo dentro y fuera de las canchas. Decir las cosas claras y de manera directa fue su sello personal. Que le valió varias polémicas a lo largo de medio siglo de carrera.

A casi 20 años de su retiro, el exarquero paraguayo sigue siendo el mismo. Y volvió a hacer declaraciones fuertes y sin medias tintas, en medio de un camino que inicia en la política, con la ilusión de ser elegido presidente de su país.

"Estoy preparando mi incursión en el mundo de la política, esa es mi realidad. Es un desafío, porque entrar a la arena política no es fácil, pero tengo un equipo conformado por gente muy honesta y no estamos contaminados con la política sucia de los partidos tradicionales y es una opción que le vamos a presentar a los paraguayos. El movimiento se llama El Partido de la Juventud y los proyectos que más preocupan son la educación, la salud, la seguridad. Y para que un país funcione, la justicia debe funcionar. Hay que tratar de trabajar en equipo con personas que sepan de primera mano las problemáticas del país y para eso tengo hombres muy capaces en todas las áreas. Acá los presidentes de cada asociación se enriquecen a costas del fútbol. Mi meta es tratar de sacarlos y que manejen el fútbol personas que sepan y así ayudar a que se desarrolle mejor este deporte”, destacó con entusiasmo Chilavert, en una extensa entrevista con ElColombiano.com.

Chilavert es una leyenda del fútbol paraguayo
Chilavert es una leyenda del fútbol paraguayo (LA NACION/Mauro Alfieri/)

En esa misma charla agrega: “Sé que no va a ser fácil, pero me preocupan las corrientes izquierdistas que se posesionaron en Venezuela, Chile, Argentina, Perú, Bolivia. Por ahora, países como Uruguay, Brasil y Paraguay somos una bocanada de aire fresco que tiene la democracia liberal, no de derecha extrema, pero me preocupa mucho que el populismo gane terreno. A la gente hay que enseñarle a trabajar, otro camino no hay para llegar al éxito”.

El paraguayo, considerado en tres ocasiones como el mejor arquero del mundo (1995, 1997 y 1998), también explicó por qué teniendo la capacidad y autoridad para ser entrenador, no encaminó su rumbo hacia allí. “No me veo en ese rol, porque tengo más capacidades para ser mánager y las ofertas que he recibido no me convencieron. Y porque veo que cada día los clubes de Sudamérica están más pobres y los presidentes de cada Federación más ricos”.

Acerca de las recientes declaraciones del francés Kylián Mbappé sobre el nivel del fútbol sudamericano, Chilavert consideró: “Mbappé está en Francia en un equipo superlativo como el PSG. Lo interesante es que sepa que no es fácil jugar en Sudamérica si le toca ir a Quito, La Paz, Bogotá o Barranquilla, o el calor en Brasil o Paraguay. Es muy fácil hablar desde allá, cuando en la Eurocopa se juega ante equipos débiles como San Marino o Malta. Las exigencias no son las más altas, pero me gustaría ver a Mbappé jugando en La Paz y ver cómo responde”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

De cara al Mundial de Qatar 2022, el exarquero proyectó: “Ojalá que sea bueno, pero ahora los europeos nos llevan una ventaja muy grande, pero en el fútbol todo es posible y solo hasta que ruede el balón uno puede decir qué selección está mejor que otra. Ojalá recuperemos una copa para nuestro continente”.

Si bien reconoció que hay cosas del fútbol que son insustituibles (”Se extraña la adrenalina de jugar en un estadio repleto y que los fanáticos del equipo rival lo insulten. Era como entrar a un coliseo romano. Uno se siente como un gladiador, cuanto más me insultaban, mejor jugaba”), Chilavert también destaca lo importante que es para los futbolistas encontrar un espacio útil en la vida, más allá del deporte. “Hay que tener en cuenta que no todo en la vida pasa por seguir en el ámbito en el que uno ha participado, en este caso el fútbol. Con mis empresas estoy muy bien, trabajamos excelente durante la pandemia. Lo interesante es que trato, desde mi lugar, ayudar a que se potencie el fútbol, a que los clubes sean más ricos y que el dinero que ingrese a la Conmebol vaya a las arcas de los equipos, porque me gustaría que los clubes estén a la par de lo que pasa en Europa. La diferencia que hay en la calidad de eventos, de jugadores y clubes de ese continente en relación al nuestro es abismal. Allá el dinero sí es para los clubes y eso ayuda a contratar mejores profesionales para las canteras o el conjunto profesional”.

Una de las grandes leyendas de Vélez también aconsejó a los futbolistas que están en actividad. “Uno debe asegurar la parte económica durante la carrera para después estar tranquilo y no necesitar salir a mendigar trabajo como pasa con muchos de mis colegas. Por eso para el fútbol, eres joven a los 18 pero viejo a los 30. Hay que saber cuidar bien la parte económica para vivir bien en el retiro, pero también buscar otra profesión. Pasa todo demasiado rápido”.

Chilavert fue elegido en tres ocasiones como el mejor arquero del mundo
Chilavert fue elegido en tres ocasiones como el mejor arquero del mundo

Además, el hombre que marcó 62 goles en su carrera profesional consideró que “ahora es mucho más fácil ganar una Libertadores”. “No hay un equipo que se vea tan fuerte. No hay una hegemonía como pasaba en la etapa en la que nosotros jugábamos, que uno sabía que Palmeiras, Cruzeiro, Boca Juniors y Vélez Sarsfield dominaban. Hoy, ganar una Copa Libertadores es mucho más fácil. No hay equipos tan competitivos y en esa mediocridad sobresalen los brasileños, River en Argentina, pero después los demás no tienen regularidad. Y lamentablemente cuando sale una figura joven, los clubes la deben transferir inmediatamente”.

Por último, Chilavert volvió a criticar a la Conmebol y su presidente, Alejandro Domínguez, con quien cruzó denuncias. “La historia es que Domínguez me denunció por difamación, injuria y calumnia, y le pidió a la justicia paraguaya un informe sobre si yo pagaba impuestos en Paraguay. Presenté 50 pruebas documentales, 37 al Ministerio de Hacienda, además de 20 testigos. Cuando fuimos a juicio, él mintió cuando le preguntaron si la Conmebol estaba al día con sus empleados despedidos y le pagaron su obra social, él manifestó que sí, mientras los testigos míos corroboraron que no les han pagado. Después reconoció que recibió dinero durante la gestión de Nicolás Leoz y Juan Ángel Napout y Figueredo, y ya todo el mundo sabe qué pasó con ellos. Leoz falleció, Figueredo estuvo preso y Juan Ángel Napout también está preso en Estados Unidos. Domínguez reconoció que recibió 374.000 dólares de ellos, lo que demuestra que participó de ese ambiente corrupto, que hoy denuncia. Además, declara que recibe honorarios por 20.000 dólares al mes y mi abogado ha demostrado que realmente son US$ 44.000. Los abogados de Domínguez pidieron que yo pagara 2 años de cárcel, una multa e hiciera trabajo comunitario, y ninguno de esos pedidos se han cumplido, porque fui absuelto por calumnias e injurias. Por difamación sí fui condenado a un año de prisión, pero en suspenso, porque la prensa publica que yo he sido condenado y voy a prisión, y eso no es así. Hasta ahora no está en firme la condena y además vamos a apelar, porque no estamos de acuerdo. La idea es que sea absuelto de todos los cargos, porque todo lo que manifesté es la verdad”.

VIDEO: La decepción de la afición ucraniana tras no lograr el pase al Mundial

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.