Checo Pérez, el piloto mexicano que acepta injusticias por el bien Red Bull Racing

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Checo Pérez celebrando su podio en el Gran Premio de España. (AFP)
Checo Pérez celebrando su podio en el Gran Premio de España. (AFP)

Sergio "Checo" Pérez dio una muestra más del compañerismo que lo ha caracterizado desde su arribo a Reb Bull Racing. El piloto mexicano recibió la orden de dejar pasar a su coequipero Max Verstappen, a quien aventajaba en la carrera del Gran Premio de España. Al final, ambos se hicieron con el 1-2, pero fue el neerlandés quien se quedó con el sitio de honor.

“Es muy injusto, pero está bien”, fueron las palabras del mexicano al recibir la instrucción por el radio. Molesto pero sin aspavientos que comprometan el bienestar colectivo, Checo antepuso la victoria en equipo a la gloria individual. Esta característica ha sido constante en su desempeño, por algo se ha ganado el imponente mote de “Ministro de Defensa”. Aunque en esta ocasión la frustración fue evidente, también es cierto que la manejó a la perfección.

En ese sentido, Helmut Marko, asesor de Red Bull y leyenda de las pistas, respaldó el carácter de Pérez. “Si no se hubiera quejado, no sería un verdadero piloto”, señaló el austriaco para los medios tras finalizar la carrera. El argumento de la escudería era totalmente lógico: Checo tenía los neumáticos desgastados y Verstappen gozaba de mejores condiciones para aprovechar la ventaja; pero, por otro lado, la sensación de que el mexicano lo tiene todo para ser protagonista cada vez crece más. Pese a todo, Checo entiende muy bien cuál es su rol y las obligaciones con las que debe cumplir.

Lo que se observó en la pista fue solo una parte de la historia. El tapatío no escondió su desacuerdo, además de que sus palabras dejaron claro que tiene puntos a discutir. “Hablaremos después”, dijo en un tono que bien puede ser interpretado como reproche, pero también como una invitación a replantear las circunstancias competitivas que Red Bull ha fijado para él.

Incluso en un momento que le pareció injusto, Checo tomó distancia del dramatismo que florece en quienes se asumen como protagonistas absolutos. Pérez eligió la discreción y evitó cualquier reclamo fuera de lugar que pusiera en entredicho el clima de colectividad que reina al interior de Red Bull. Y ese mismo clima genera que Sergio Pérez sea valorado por todos: por los fans, por su compañero Verstappen, y por los directivos que confiaron en él como un escudero de primer nivel.

Solo el tiempo dirá si Checo tendrá su momento de gloria, porque lo cierto es que su equipo no dudará en caso de que se presente otra situación similar a la de ayer. De hecho han dejado las cosas muy claras. Fue contratado como segundo piloto y debe ceñirse al peso de las jerarquías. Sin embargo, nadie puede ser tan ciego como ignorar lo que a ojos de todo el mundo es una realidad: Pérez tiene las cualidades para ser un número uno.

Checo Pérez junto a George Russell y Max Verstappen. (AFP)
Checo Pérez junto a George Russell y Max Verstappen. (AFP)

Quizá otra parte del mérito de Checo es más bien abstracto. En un país en el que nos quejamos amargamente cuando nuestros atletas no alcanzan una medalla olímpica y quedan en cuarto lugar, se puede decir que nos hacía falta una serie de lecciones como las que nos ha impartido Pérez durante varias mañanas. El espíritu del deporte competitivo reside siempre en llevar al límite las capacidades propias. Checo lo ha hecho, y aunque no ha gozado de la gloria en solitario, sus facultades son más incuestionables que nunca.

Además, la puerta que ha abierto Checo Pérez ofrece un catálogo de oportunidades que México no tuvo durante más de cincuenta años. Hoy en día es posible imaginar que un mexicano puede triunfar en la élite del automovilismo y eso solamente se explica gracias al esfuerzo del Checo, que ha tenido los motivos suficientes para abandonar la Fórmula 1, pero se ha mantenido firme en su lucha y los resultados de esa odisea ya son históricos: 18 podios durante toda su carrera y tres en esta temporada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La otra cara de Dominika Paleta, muy diferente a la que ves en TV

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.