Charl Schwartzel ganó el torneo inaugural del LIV Golf Series, la gira que genera controversia e indigna a las víctimas del 11 de septiembre

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El campeón Charl Schwartzel, con el trofeo y junto al CEO de lLIV Golf Greg Norman y Yasir Al-Rumayyan
El campeón Charl Schwartzel, con el trofeo y junto al CEO de lLIV Golf Greg Norman y Yasir Al-Rumayyan - Créditos: @ADRIAN DENNIS

En su introspección tras la victoria, Charl Schwartzel fue el único encargado de resolver su debate interno: ¿Le habrá dado más felicidad la gloria deportiva que vivió hace 11 años o el aluvión de dinero que recibió ayer por solo tres días de juego en una extrañísima nueva gira? En 2011, el sudafricano alcanzó el sueño de todo golfista al conquistar el Masters, mientras que este sábado embolsó 4.750.000 dólares por haber ganado la competencia individual y por equipos del torneo inaugural del LIV Golf Series, que se realizó en St. Albans, al norte de Londres. El dato concreto es que nunca en la historia un jugador se llevó semejante cantidad de dinero por ganar un título.

La puesta en marcha de la gira disidente abrió una grieta en el golf y provocó la suspensión de 17 jugadores miembros del PGA Tour, que hoy tendrá el cierre de su tradicional Abierto de Canadá. Pero la polémica trasciende lo deportivo: un grupo representante de familias de víctimas y sobrevivientes de los ataques terroristas de 2001 acusó a los jugadores norteamericanos de traicionar a su país por ser fieles a un tour sustentado por inacabables fondos de dinero del reino de Arabia Saudita.

El triunfo del equipo "Stinger": Brendan Grace, Charl Schwartzel, Louis Oosthuizen y Hennie Du Plessis
El triunfo del equipo "Stinger": Brendan Grace, Charl Schwartzel, Louis Oosthuizen y Hennie Du Plessis - Créditos: @ADRIAN DENNIS


El triunfo del equipo "Stinger": Brendan Grace, Charl Schwartzel, Louis Oosthuizen y Hennie Du Plessis (ADRIAN DENNIS/)

A conciencia de todo este batifondo, Schwartzel se impuso al cabo de 54 hoyos con 203 (-7), un golpe de ventaja sobre su compatriota Hennie Du Plessis. Además, los dos sudafricanos junto con sus coterráneos Louis Oosthuizen y Brendan Grace se impusieron en el torneo por equipos, bajo el nombre de “Stinger GC”,conjunto dominador con 20 golpes bajo el par.

“Estaba sufriendo mucho en la recta final porque había mucho dinero en juego”, reconoció Schwartzel. Y no es para menos, porque los premios que le otorga un torneo de esta nueva gira al campeón (4 millones) superan a los que entrega cualquier major y al más alto en recompensas del PGA Tour, The Players, que le dio 3.600.000 dólares al australiano Cameron Smith. Además, por cada cita, el LIV reparte una bolsa total de 20 millones de dólares. Así, Andy Ogletree, que salió último en el puesto 48º, recibió 120.000 dólares. Una locura.

Este desfase, sumado a la dudosa calidad de la competencia, promete generar más temblores en las estructuras del golf. Es más, habrá mucho morbo desde la próxima semana durante el US Open, que respetó los criterios de clasificación y permitirá jugar a los golfistas suspendidos. Phil Mickelson brindará la primera conferencia de prensa y… ¿cómo reaccionaría el comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, si ganara Dustin Johnson?

Phil Mickelson, ídolo y polémico a la vez; apoyó de manera irrestricta la gira árabe
Phil Mickelson, ídolo y polémico a la vez; apoyó de manera irrestricta la gira árabe - Créditos: @Alastair Grant


Phil Mickelson, ídolo y polémico a la vez; apoyó de manera irrestricta la gira árabe (Alastair Grant/)

Lo cierto es que del 30 de junio al 2 de julio se jugará la segunda fecha del LIV Golf Series, en Portland. Ayer, mientras todos celebraban en el Centurion Club de Londres, la comunidad víctima de los atentados del 11 de septiembre, agrupada en el sitio “911familiesunited.org”, le envió una carta a los agentes de Mickelson, Johnson, Kevin Na, Bryson DeChambeau y Patrick Reed –estos dos últimos se sumarán a partir del próximo torneo- expresando su indignación hacia los jugadores por competir en los eventos respaldados por Arabia Saudita.

“Como sabrán, Osama Bin Laden y 15 de los 19 secuestradores del 11 de septiembre eran saudíes”, escribió la presidenta nacional de la organización, Terry Strada, madre de tres hijos y cuyo esposo, Tom, estaba en el piso 104 de la torre norte del World Trade Center durante los ataques. “Sin embargo, estos son sus socios y, para nuestra gran decepción, parecen complacidos de hacer negocios con ellos. Por favor, no insulten la memoria de nuestros seres queridos ni adopten una posición patética, como lo hizo uno de sus colegas extranjeros (en alusión a Graeme McDowell), afirmando que son “solo golfistas jugando un juego” o tratando suavemente los males del régimen saudita como temas de ‘derechos humanos’. Esta es una traición no solo para nosotros, sino para todos sus compatriotas”.

Mientras tanto, el nuevo circuito sigue envalentonándose a partir de la contratación de figuras del PGA Tour: el comisionado Greg Norman anunció la alianza con Patrick Reed, campeón del Masters 2018. Así, el golfista oriundo de San Antonio se convirtió en el noveno ganador de majors en comprometerse con la nueva gira.

El viernes, LIV Golf ya había sellado un acuerdo con otro personaje atractivo del tour tradicional: Bryson DeChambeau, que asegura show, alguna excentricidad y probables triunfos, a partir de una carrera engalanada con la conquista reciente en el US Open 2020.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.