Champions League: Messi va tras el título esquivo, desembarca Julián Álvarez, y no está Cristiano Ronaldo luego de 20 años

·6  min de lectura
Messi ganó cuatro Champions League; la última, en 2015
Messi ganó cuatro Champions League; la última, en 2015 - Créditos: @VALENTINE CHAPUIS

Con los últimos milagros de Real Madrid y un Karim Bezema estelar aun resonando en el imaginario colectivo del fútbol internacional, la Champions League vuelve con un magnetismo que se alimenta a partes iguales de su historia y la ilusión. Una fórmula irresistible.

Pocos clubes contribuyeron más a su grandeza que Real Madrid, que con sus 14 títulos la honró sobre la cancha, aunque en los escritorios la haya querido torpedear hace algo más de un año, con el proyecto fallido de la exclusiva Superliga que lideró Florentino Pérez.

La magia y el encanto de siempre, en una temporada marcada por dos singularidades. Si bien la competencia siempre tuvo una pausa entre diciembre y febrero, esta vez el paréntesis obedecerá por primera vez a la intromisión de un Mundial, entre noviembre y diciembre. Qatar puede significar una bisagra más amplia que lo habitual. Salvo Erling Haaland y Mo Salah, el resto de los nombres más ilustres de la Champions harán escala en Medio Oriente. Habrá que ver cuál es el impacto emocional, futbolístico y hasta mediático en cada uno de ellos cuando haya que reanudar el calendario, ya en febrero, con los play-offs eliminatorios de octavos.

Julián Álvarez, seguido por Haaland, en una fórmula ofensiva que por ahora Guardiola utiliza en algunos partidos
Julián Álvarez, seguido por Haaland, en una fórmula ofensiva que por ahora Guardiola utiliza en algunos partidos - Créditos: @Chris Brunskill/Fantasista

Por lo pronto, el Mundial obligará a comprimir las seis jornadas de la etapa de grupos en ocho semanas. Un tour de forcé que convivirá con las ligas de cada país. Y la segunda singularidad es que esta Champions tendrá una ausencia de peso, un vacío indisimulable: después de 20 años de participaciones ininterrumpidas no estará Cristiano Ronaldo, su goleador histórico, con 141 goles en 187 partidos. Desde el primer partido, en 2002, por la pre-Champions con Sporting Lisboa, hasta el último, en marzo pasado, con la eliminación de Manchester United ante Atlético de Madrid por los octavos de final. Justamente, uno de los principales motivos que lo llevaron a querer irse en el reciente mercado de pases fue que el United no obtuvo la clasificación a la Champions por la Premier League. Cristiano no consiguió club y lo espera la Europa League.

Enzo Fernández llegó a Benfica y marcó goles en la pre-Champions clasificatoria
Enzo Fernández llegó a Benfica y marcó goles en la pre-Champions clasificatoria - Créditos: @PATRICIA DE MELO MOREIRA

Sin Cristiano, Lionel Messi tendrá la oportunidad de recortar la diferencia de 16 goles (141 contra 125) que lo tiene en el segundo puesto histórico. Aunque seguramente no pierde de vista ese récord, más lo desvela el logro colectivo de levantar la Orejona. Cuando lo hizo por última vez, en 2015, con el Barcelona de Luis Enrique, seguramente no imaginó que se vendrían siete años de sequía, con duras eliminaciones -la de PSG ante Real Madrid se suma a las de azulgrana contra Roma, Liverpool y Bayern Munich- y sin pisar una final.

Ya más asentado en su segunda temporada parisina, Messi concilia sus dos grandes motivaciones de aquí hasta mayo: ganar su primer Mundial y la quinta Champions, “esa copa tan linda y deseada”, como la definió hace unos años. La obsesión de Messi también lo es, y en un grado superior, del fondo qatarí que es dueño del club. La hegemonía en la Ligue 1 no alcanza si no es completada con la cima europea. Bien lo sabe Mauricio Pochettino, que perdió todo el crédito desde la increíble eliminación en el Santiago Bernabéu.

Cristiano Ronaldo, el goleador histórico de la Champions, con 141 tantos, la verá desde afuera después de dos décadas
Cristiano Ronaldo, el goleador histórico de la Champions, con 141 tantos, la verá desde afuera después de dos décadas - Créditos: @Jon Super

Paris Saint Germain tendrá hoy un debut exigente en el Parque de los Príncipes, ante Juventus, que llegará con uno de los dos argentinos que hasta hace unas semanas llevaban puesta la camiseta de enfrente: Leandro Paredes. El otro, Ángel Di María, quedó al margen de la convocatoria porque todavía no recuperó su mejor condición física tras el desgarro que sufrió hace tres semanas.

Ahora le corresponde al entrenador Christophe Galtier armonizar un doble desafío en el equipo: el futbolístico, con un tridente no siempre comprometido en el retroceso -déficit más visible en Europa que en la Ligue 1-, y los egos individuales. En la conferencia de prensa de este lunes, Kylian Mbappé contestó sobre algún contrapunto con Neymar relacionado con la ejecución de los penales: “Nuestra relación siempre fue así. Hay momentos en los que es un poco fría, en otros es más cálida. A veces somos como mejores amigos y en otras nos hablamos menos, pero siempre hay respeto”.

Robert Lewandowski, con Barcelona, enfrentará a su exclub: Bayern Munich
Robert Lewandowski, con Barcelona, enfrentará a su exclub: Bayern Munich

Este grupo H lo completan Benfica, que atravesó la pre-Champions con el aporte goleador de Enzo Fernández, más un Nicolás Otamendi estabilizado en la zaga, y Maccabi Haifa.

Este martes, Manchester City se presentará en Sevilla. El club que responde a capitales de Abu Dabi muchas veces es presentado como un análogo de PSG en lo relativo a su ambición de entrar a la aristocracia europea a través de la Champions. Públicamente, lo disimula en la palabra de Ferrán Soriano, su director ejecutivo: “La Champions no es nuestra prioridad. Nosotros jugamos para ganar la Premier, que es nuestro trabajo de cada día”.

Pep Guardiola suele ir en línea con ese discurso, sin mostrar ansiedad por un título que ganó dos veces en sus primeros tres años como entrenador de primera división, ambos con Messi, en 2009 y 2011.

Guardiola, Álvarez y la presión en el fútbol argentino

A este nuevo escenario se asomará Julián Álvarez, para quien Guardiola volvió a tener palabras de mucha consideración: “Tengo la impresión de que si no estuviera Haaland, Julián sería la primera opción ofensiva y lo haría muy bien. Un jugador que viene de River, donde tiene la obligación de ganar, ganar y ganar, ya llega preparado para lo que es la presión. En Manchester hay presión, pero no sé si es mayor que en la Argentina. Lo importante es que lo lleva bien, es un jugador muy especial, con el que estamos muy sorprendidos por su nivel. Normalmente juego con un delantero y Erling está muy bien, pero hay días en los que puedo hacerlo con dos, como contra Crystal Palace. Entiendo que todos hablen de Haaland, pero con Álvarez el City fichó a un jugador extraordinario para muchos años”.

El miércoles será la apertura del “grupo de la muerte”, que reúne a Bayern Munich, Barcelona e Inter, y se completa con Viktoria Pilsen. Una definición cerrada, teñida por una historia individual: de sus 86 goles en Champions, Robert Lewandowski convirtió 69 con la camiseta bávara, a la que ahora atacará desde el desafío que eligió a los 34 años para su notable trayectoria.

Los partidos de este martes

Grupo E

  • Dinamo Zagreb - Chelsea (13.45)

  • Salzburgo - Milan (16)

Grupo F

  • Celtic - Real Madrid (16)

  • Leipzig - Shakhtar Donetsk (16)

Grupo G

  • Borussia Dortmund - Copenhague (13.45)

  • Sevilla - Manchester City (16)

Grupo H

  • Paris Saint Germain - Juventus (16)

  • Benfica - Macabbi Haifa (16)