Champions League. Del cuco que le puede esperar a Messi en los octavos a la “ética del trabajo” que Guardiola elogió de Álvarez

Messi, a la carrera con pelota al pie para dejar atrás a Fagioli
Messi, a la carrera con pelota al pie para dejar atrás a Fagioli - Créditos: @FRANCK FIFE

Lionel Messi y Julián Álvarez convivirán pronto durante algunas semanas en el Mundial de Qatar. Si el seleccionado es capaz de llegar a la final, el sueño de ser campeón los tendrá juntos casi por 40 días. Codo a codo y con el profundo espíritu de camaradería que se creó en el plantel desde hace un tiempo. Después, la vida de club de cada uno los llevará por caminos separados, que quizá podrían cruzarse y enfrentarlos entre febrero y marzo, de acuerdo con la definición que tuvo la etapa de grupos de la Champions League y el sorteo que se hará el lunes próximo.

Tanto Messi como Álvarez festejaron triunfos en la última fecha, que en el caso del delantero del Manchester City tuvo una satisfacción adicional porque, ante la ausencia del lesionado Erling Haaland, cumplió sobradamente con su función de primer delantero: hizo un gol -el segundo en el torneo, tras convertir ante Copenhague- y dio dos asistencias en el 3-1 sobre el Sevilla de Jorge Sampaoli, que tuvo entre los titulares a Gonzalo Montiel, Marcos Acuña y Alejandro Gómez.

Álvarez gambetea a Bono y convierte el segundo gol de Manchester City
Álvarez gambetea a Bono y convierte el segundo gol de Manchester City - Créditos: @OLI SCARFF

Ni Marcelo Gallardo mimó tanto a Álvarez como lo hace Guardiola desde que empezó a entrenarlo en julio. A los periódicos elogios y reconocimientos de los últimos meses, el entrenador catalán le sumó más alabanzas este miércoles: “Diría que no hay una sola persona en el vestuario, entre el personal y los jugadores, que no esté feliz por Julián. Es un chico especial. Tiene una ética de trabajo increíble. Dio dos asistencias y marcó un gol, notable. En el tercer gol me hizo acordar a Gabriel Jesús por su agresividad para presionar sobre el rival en la recuperación de la pelota. Y el gol que hizo no era fácil, más allá de la excepcional asistencia de Kevin (De Bruyne). El arquero le achicó espacios en la salida y lo tuvo que gambetear para definir. Tanto como hoy como contra Leicester tuvo que moverse contra muchos rivales en el área, no es sencillo, pero él fue paciente y tuvo la recompensa que se merece”.

Lo más destacado del triunfo de PSG ante Juventus

A Paris Saint Germain le resultó corta la victoria 2-1 sobre Juventus en Turín para asegurarse el primer puesto del Grupo H, posición en la que llegaba a la última jornada. Cuando finalizó el partido, varios jugadores de PSG quedaron atónitos al enterarse que la goleada 6-1 de Benfica ante Maccabi Haifa en Israel los dejaba en el segundo puesto del grupo.

La definición de la zona tuvo una paridad asombrosa, casi irrepetible. PSG y Benfica marcaron amplias diferencias sobre los otros dos equipos. Mantuvieron una pulseada de alto vuelo. Ambos finalizaron con 14 puntos, producto de cuatro triunfos y dos empates. Con la misma diferencia de gol (+9) por idéntica producción: 16 tantos marcados y siete recibidos. Los cotejos que los enfrentó fueron dos empates 1-1. Para romper tanto equilibrio se recurrió a la quinta instancia de desempate: los goles anotados de visitante. En ese ítem, Benfica sumó nueve, contra seis de PSG.

Messi, atento durante el partido frente a Juventus
Messi, atento durante el partido frente a Juventus - Créditos: @FRANCK FIFE

Al pasar a integrar el lote de los segundos, además de que definirá de visitante la serie de octavos de final, los riesgos son mayores para PSG por los rivales del otro bombo. El sorteo podría depararle a Real Madrid, su bestia negra en la anterior Champions League, cuando el equipo de Carlo Ancelotti hizo tres goles en los últimos cinco minutos.

Bayern Munich y Manchester City son otros potenciales adversarios. También está Napoli, la gran sensación de Europa con su fútbol dinámico y ofensivo, máximo goleador en la actual Champions, con 20. Porto, Tottenham y Chelsea son las posibilidades restantes. El reglamento impide que vuelva a jugar con Benfica por haber compartido el grupo. La otra condición es que no pueden cruzarse equipos del mismo país.

Los que avanzaron como segundos, además de PSG, son Liverpool, Inter, Brujas, Eintracht Frankfurt, Milan, Leipzig y Borussia Dortmund.

Lo que puede ser una dificultad a futuro, en este momento de Messi tiene una dimensión de desafío asumible con mejores perspectivas que en la temporada pasada. El cambio es notorio. Está más adaptado e integrado, tanto al equipo como a la vida en París. Su buen humor hasta lo lleva a intercambiar algunas palabras en francés con sus hijos.

El gol y las dos asistencias de Julián Álvarez

El técnico Christophe Galtier supo llegarle y ganarlo para la causa: lo hace partícipe de los planteos tácticos para que encuentre los espacios que más lo favorecen. En este contexto favorable acumula hasta aquí 12 goles y 14 asistencias por competencias oficiales, más que en todo el curso pasado. Es parte esencial de este PSG aún invicto en todos los torneos. Ausente Neymar por suspensión en el triunfo sobre Juventus, Messi y Mbappé integraron el ataque, con el español Carlos Soler como mediocampista más adelantado. El rosarino le dio el pase a Mbappé para el 1-0, concretado con una magnífica definición. Messi tuvo dos remates para convertir; en uno de ellos le pidió disculpas a Nuno Mendes por no haberle pasado la pelota cuando entraba libre por la izquierda. Su gesto de autocrítica generosa es todo un síntoma de su compromiso colectivo.

Álvarez festeja su gol de cara la tribuna de Manchester City
Álvarez festeja su gol de cara la tribuna de Manchester City - Créditos: @OLI SCARFF

En PSG ya tomaron nota de que Messi está más involucrado con el proyecto del club y sueñan con que renueve el contrato que vence en junio próximo, sabedores de que tendrá una propuesta de Inter Miami, de la MLS. Leo no tomará ninguna decisión ni le dará la palabra a nadie sobre su futuro hasta después del Mundial, pero según L’Equipe les comunicó a las autoridades que no quiere irse sin obtener un título importante, que no es otro que la Champions League. Una obsesión compartida, porque sería la primera para PSG y la quinta para Messi, que la viene buscando desde que levantó la última en 2015, con Neymar y Suárez en el tridente de Barcelona.

Con el Mundial tan cerca, lo demás parece lejos e imprevisible. Lo uniforme es que Messi ilusiona a todos por igual: al seleccionado y a PSG.