Los chamanes, el arma secreta de Perú para neutralizar a Australia en el repechaje para el Mundial de Qatar 2022

·5  min de lectura
Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima) y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia del próximo lunes - Créditos: @Martin Mejia
Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima) y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia del próximo lunes - Créditos: @Martin Mejia

En lo alto de un cerro sagrado de Lima, doce chamanes colocaron este viernes hojas de coca en una olla de cerámica sobre una fogata para neutralizar a los jugadores australianos que enfrentarán el lunes a Perú por un anhelado cupo al Mundial de Qatar 2022.

Vestidos con coloridos atuendos tradicionales de lana, los 12 indígenas de la sierra andina, de la selva y de la costa de Perú rogaron al ‘Tayta Inti’ (Padre Sol) y a la ‘Pachamama’ (Madre Tierra) ante las fotografías de ambas selecciones, tres días antes del decisivo partido en Doha. "Al arquero de Australia le hemos hecho un ritual para que esté en mala posición y truncado, y así sea el gol accesible en su arco", dice a la AFP el chamán Miguel de los Santos.

Un colorido altar tradicional fue levantado sobre la nublada cima del desértico cerro San Cristóbal, a 300 metros de altura, desde la cual se observa la zona central de Lima. Se trata de un “apu”, un lugar de culto y adoración que domina un valle, que sirve de sitio ceremonial desde antes de la llegada de los conquistadores españoles a Perú en el siglo XVI.

Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima)  y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia el próximo lunes. - Créditos: @Martin Mejia
Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima) y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia el próximo lunes. - Créditos: @Martin Mejia

”Hemos visto que hay alegría en el pueblo peruano. Se ve al Perú en el Mundial”, indica el chamán Walter Alarcón mientras oficia el conjuro ancestral destinado a anular la eficacia del enemigo.

Igual que hace cuatro años, Perú se encuentra de nuevo al borde de un ataque de nervios a la espera del duelo ante Australia. Ambas selecciones jugarán en el estadio Ahmad Bin Ali de Al Rayan, al oeste de Doha, y el ganador se sumará al Grupo D del Mundial, donde esperan Francia, Dinamarca y Túnez. Los chamanes levantaron un balón de fútbol con los colores peruanos (rojo y blanco) y una camiseta con el número 9, la del artillero ítalo-peruano Gianluca Lapadula, el Bambino.

"Le tenemos mucha fe a Lapadula, por eso lo hemos levantado para que pueda meter el gol", dice la curandera Ana María Simeón. Sobre coloridas mantas de lana extendidas sobre la tierra los chamanes pusieron naranjas, mandarinas, bananas y manzanas. Además, echaron granos de maíz y otros cereales andinos sobre conchas de mariscos.

Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima)  y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia el próximo lunes. - Créditos: @Martin Mejia
Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima) y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia el próximo lunes. - Créditos: @Martin Mejia

Sobre la fotografía de la selección peruana, los curanderos arrojaron flores amarillas, hojas de coca y agua perfumada para darle buenas vibras. ”Agarre la camiseta, maestro”, repetía uno de los chamanes mientras esta prenda era colocada sobre la foto del cuadro peruano en medio del sonar de unas maracas.

En cambio, la foto del combinado australiano fue puesta de cabeza, y le clavaron espadas de acero y pusieron encima, patas de lagarto.

Uno de los chamanes sopló una caracola a modo de trompeta al inicio de la ceremonia matinal en este "apu", situado entre las nubes que cubrían Lima, algo usual durante los meses del otoño e invierno austral. "Hemos neutralizado el juego de Australia utilizando animales que se arrastran y muñecos para que estén confusos en la cancha. Este conjuro llegará hasta Doha", dice el chamán Alarcón. "Hemos realizado el ritual del triunfo previa tomada de ayahuasca", agrega.

La ayahuasca es una bebida tradicional de la Amazonia, extraída de una liana del mismo nombre, también conocida como “soga de los espíritus”, que produce efectos alucinógenos. "Le hemos dado la fuerza a la selección para que pueda meter los goles que necesita para poder pasar al Mundial, aunque se va a luchar bastante en el partido", explica la curandera Simeón. "El partido va estar bien guerreado, tendrá muchas tarjetas. Parece que el partido podría definirse en los penales” agrega la mujer, que vestía un traje ancestral blanco y rojo que tenía estampada la frase "Te amo Perú".

Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima)  y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia el próximo lunes. - Créditos: @Martin Mejia
Un grupo de chamanes realiza un ritual en el cerro San Cristóbal (Lima) y le piden a la Madre Tierra que apoye a Perú en el partido de desempate contra Australia el próximo lunes. - Créditos: @Martin Mejia

La curandera afirma que los australianos "tienen también sus secretos mágicos que piden para poder ganar" y "han utilizado espinas y espadas para neutralizar a los jugadores peruanos". Perú sueña con ir a un segundo mundial consecutivo tras clasificarse a la cita de Rusia 2018, también bajo la conducción de Ricardo Gareca, después de una ausencia de 36 años.

Australia y Perú sólo jugaron una vez, en la primera rueda de Rusia 2018, en un partido que terminó con victoria de 2-0 de los sudamericanos.

Mientras tanto, Perú dejó el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat, en Barcelona y estaba previsto el aterrizaje en Doha para esta tarde. El seleccionado tendrá dos entrenamientos antes del encuentro, por las altas temperaturas. Este viernes tuvieron la última práctica en España y los únicos que se entrenaron de manera diferenciada fueron Marcos López y Yoshimar Yotún. El lateral izquierdo del San Jose Earthquakes aún estará en evaluación en la próximas horas y se definirá en los próximos días si estará presente. Por otro lado, el volante de Sporting Cristal llegaría sin problemas.

Perú y Australia jugarán en el Ahmad bin Ali Stadium, escenario que fue construido en 2003, en un principio para aproximadamente 20.000 espectadores. Ahora, luego de su remodelación en 2020, el complejo tiene una capacidad para 40 mil personas.

VIDEO: El escalofriante relato del alcalde de Liverpool de lo sucedido en la final de la Champions

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.