Sin cerveza y varias restricciones, por primera vez 32 selecciones y sus fans estarán en una misma ciudad

Fans cheer and wave Brazilian flags in front of the World Cup countdown clock in Doha, Qatar, Friday, Nov. 18, 2022. Fans poured into Qatar on Friday ahead of the Middle East's first World Cup as Doha ordered beers not to be poured out at stadiums during the tournament — a last-minute surprise largely welcomed by the country's conservative Muslims and shrugged off by giddy fans. (AP Photo/Jon Gambrell)
Los aficionados animan y agitan banderas brasileñas frente al reloj de la cuenta atrás del Mundial en Doha, Qatar, el viernes 18 de noviembre de 2022. Los hinchas acudieron a Qatar el viernes antes de la primera Copa del Mundo de Oriente Medio, ya que Doha ordenó que no se sirvieran cervezas en los estadios durante el torneo, una sorpresa de última hora que fue muy bien recibida por los musulmanes conservadores del país y que los hinchas encogieron de hombros. (AP Photo/Jon Gambrell) (Jon Gambrell / Associated Press)

El termómetro en Doha marcó los 33 grados centígrados durante la tarde de este jueves, a un par de días antes del arranque de la Copa del Mundo de la FIFA Qatar 2022. Pero hubo una noticia que se dio a conocer durante la tarde que cayó como un balde de agua fría a los fanáticos: no habrá cerveza durante el mundial.

Y así, una de las ediciones más caóticas está a punto de iniciar, con un país del Medio Oriente que lucha por ser un gran anfitrión, pero que los problemas que ha tenido con los derechos de los trabajadores que construyeron los ocho estadios, la comunidad LGBT+, el trato hacia la mujer y las restricciones de alcohol y puerco asusta a todos los que ya se alistan para el arranque del torneo con el partido entre el local y Ecuador.

A estas dificultades se le sumó en la víspera la negativa del país local de vender cerveza en los ocho estadios del Mundial, por lo que FIFA podría perder 75 millones de dólares en patrocinio. Sí habrá alcohol en los restaurantes, hoteles, y en el Fan Fest oficial, pero no en los inmuebles que albergarán los 64 partidos de esta copa.

Irónicamente, el Mundial más caótico parece ser que también será el más colorido, ya que por primera vez las fanaticadas de los 32 equipos participantes estarán reunidas en una misma ciudad, por lo que se espera que Doha se llene de banderas y de visitantes extranjeros que lleven un poco de su cultura al Medio Oriente.

Esto permitirá que haya un gran colorido en todo el país y que las aficiones puedan compartir (ahora sin alcohol) momentos agradables en esta nación. Ya desde esta semana comenzaron a escucharse los “¡Viva México!” en Doha y los cánticos de los fans argentinos, mientras que los marroquíes han invadido varias plazas con sus playeras rojas y sus gritos de guerra. Todo esto es una muestra de lo que le espera al mundo durante el siguiente mes.

El país preparó conciertos, varios Fan Fests y diversas actividades para que los fans no se aburran y se lleven un grato recuerdo de Catar. Ya solo el tiempo podrá calificar este evento como el mejor o el peor en la historia, pero hasta hoy, no nos queda más que tratar de buscar lo positivo en lo negativo, ya que parece ser que el mundial más caótico también será el más colorido.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.