Los Celtics vencieron a los Hawks y llevan ocho triunfos al hilo

Kevin C. Cox/Getty Images

Ya no se puede hablar del nacimiento de un favorito. Es más bien la confirmación, la continuidad, de un protagonista de esta nueva temporada de la NBA. Boston Celtics sigue con todo y derrotó por 126-101 a Atlanta Hawks en el State Farm Arena.

Georgia no fue capaz de aguantar a la marea verde que llegó desde Massachusetts. Incluso las individualidades de la franquicia local se vieron opacadas, ya que la actuación de Trae Young no fue suficiente.

El base estadounidense surgido de la universidad de Oklahoma se quedó cerca del triple-doble con sus 27 puntos, cinco rebotes y nueve asistencias en poco más de media hora de juego. Sin embargo, la visita fue, en todo su sentido, un equipo.

Jaylen Brown y Jayson Tatum comandaron a unos Celtics que estuvieron firmes en los tiros de dos puntos con el 64.3% de efectividad y que sobre todo sacaron ventaja en los triples: 21 anotados contra siete de los Hawks.

Atlanta estuvo la mayor parte del juego en desventaja, pero especialmente sufrió un primer cuarto que perdió por parcial de 18-30 y que le fue irremontable ante un oponente que lució insaciable.

Con el reloj como aliado, Boston dejó pasar el tiempo y efectivizó todavía más sus ataques para llegar de esta manera a su octava victoria consecutiva, la cual le hace mejorar su récord a 12-3 y ser más líder que nunca de la Conferencia Este.

Otros resultados:

Washington Wizards 120 - 121 Oklahoma City Thunder

Orland Magic 108 - 126 Minnesota Timberwolves

Charlotte Hornets 113 - 125 Indiana Pacers

Toronto Raptors 112 - 104 Miami Heat

Milwaukee Bucks 113 - 98 Cleveland Cavaliers

New Orleans Pelicans 124 - 110 Chicago Bulls

Dallas Mavericks 92 - 101 Houston Rockets

Phoenix Suns 130 - 119 Golden State Warriors

Foto: Getty Images