Celtics y Nets los involucrados: El traspaso más injusto de la última década en la NBA

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Algo común en la NBA es considerar que cuando hay un trade, siempre habrá un ganador y un perdedor en el acuerdo. Rara vez se establece que ambos ganan. Para conseguir una supersterlla, hay que dar mucho a cambio, como se vio con, por ejemplo, Russell Westbrook a Los Angeles Lakers.

En la última década ese tipo de transacciones ha ido en aumento, con las franquicias desesperadas por ganar algo. Y eso fue exactamente lo que sufrieron los Brooklyn Nets cuando hicieron un pacto diabólico con Boston Celtics en 2013.

El equipo celta recibió tres picks de primera ronda de Draft que luego transformaría en alrededor de ocho jugadores con otros traspasos, y los Nets recibieron a cambio de esas selecciones a Paul Pierce, Kevin Garnett, Jason Terry y DJ White.

Nets y Celtics en el peor traspaso de la década

Brooklyn estaba en modo ganar ahora y pensaron que trayendo a los veteranos Pierce, Garnett y Terry que venían de sacar campeones a Boston en 2008 los elevaría. Pero, con todos ellos arriba de los 30 años, la cosa no terminó bien. Nunca llegaron ni siquiera a las finales de conferencia.

 

Pero para Boston el asunto fue distinto. Lograron deshacerse de jugadores que habían pasado su prime y con uno de esos picks consiguieron a Jaylen Brown. Con los otros hicieron varias maniobras que les permitieron firmar a Al Horford y Kemba Walker en sus respectivos momentos.

Jaylen Brown
Jaylen Brown, uno de los premios de Boston Celtics tras el trade. (Foto: Getty)

A pesar de lo que parezca en el momento. Siempre hay que esperar un poco antes de juzgar un acuerdo tan grande como ese. Tres primeras rondas a cambio de dos jugadores históricos y un gran tirador no parecía algo malo. Pero estos nunca rindieron como se esperaba, y terminó por ser el robo del siglo.

Lo más leído

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.