Los Celtics forzaron el tiempo extra y se quedaron con un gran triunfo ante los Warriors

Jesse D. Garrabrant/NBAE via Getty Images

Boston Celtics demostró, este jueves, por qué es el líder de la Conferencia Este. En el TD Garden, dio una muestra de carácter al forzar la prórroga y quedarse con un frenético encuentro ante Golden State Warriors, al ganar por 121-118, que le estira su racha a ocho victorias en fila en la NBA.

Jayson Tatum finalizó como la figura del partido, a partir de su doble-doble de 32 puntos y 19 rebotes en el cuadro ganador, acompañado de seis asistencias. En el último campeón, Stephen Curry cosechó la contribución más alta, de 29 unidades, seguido de Klay Thompson (24).

Durante el primer cuarto, el liderazgo estuvo repartido entre los equipos, que plantaron dos búsquedas distintas para imponerse. De un lado, el local supo penetrar la defensa rival y ser contundente en la zona de anotación, con un 52.6% de eficacia, mientras que los de San Francisco optaron por lanzamientos triples, de los que anotaron seis, en un total de 14 intentos.

Al segundo cuarto, los defensores del anillo se dirigieron con una mínima diferencia a su favor en el marcador, la que, rápidamente, fue revertida por los dueños de casa. Sin embargo, la historia volvió a ser de ida y vuelta. En un tramo, el elenco de Massachusetts llegó a estar por 10 puntos arriba, pero la visita hizo la fuerza suficiente para irse al descanso con el marcador 55-54 a su favor.

Ya en el siguiente parcial, la superioridad quedó asentada por parte de Golden State. Mucho mejor en tiros de campo, en comparación a la etapa inicial, convirtió 11 de sus 20 tiros, siendo siete aciertos en dobles. Además, para dirigirse al cierre 89-82, contó con un encendido Jordan Poole, quien duplicó su aporte, alcanzando los 22 puntos.

Como no podía ser de otra manera, en un juego que bien podría tratarse de un duelo de playoff, el final fue intenso. Pues los Celtics ejercieron presión para remontar y más en un lapso con algunos errores de los dirigidos por Steve Kerr. En la combinación de ambos factores, los locales forzaron la prórroga al igualar 106-106.

En el tiempo extra, la paridad se apoderó del cotejo, aunque Boston ganó fortaleza y se adueñó de una valiosa victoria. Así, alcanzó un récord de 34-12 en la cima del Este, mientras que los Warriors no pudieron consolidar su recuperación y volvieron a caer, por lo que ahora tienen una marca negativa de 22-23, en los lugares de play-in.

Otros resultados del día:

Los Angeles Lakers 111-116 Sacramento Kings

Detroit Pistons 108-126 Chicago Bulls

Foto: Jesse D. Garrabrant/NBAE via Getty Images