El Celta arranca con dudas y Europa como objetivo

·3  min de lectura

Vigo, 8 ago (EFE).- El segundo proyecto de la era Eduardo “Chacho” Coudet en el Celta de Vigo arranca con dudas, sin fichajes estelares y con el enorme desafío de alcanzar una plaza europea.

El nuevo asesor deportivo, el portugués Luis Campos, ha sido incapaz, de momento, de encontrar un destino para los dos futbolistas a los que el club ha decidido apartar, el delantero Santi Mina y el centrocampista Denis Suárez.

Dos jugadores que el pasado curso fueron indiscutibles en el once del técnico argentino hasta que el atacante fue condenado a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual que cometió en 2017, cuando todavía militaba en el Valencia.

El Celta lo apartó definitivamente del grupo, no así a Denis Suárez, en quien Coudet siguió confiando pese a que el presidente ya le aviso que este curso estaría en la grada si no salía antes de que se cierre el mercado.

De momento, el máximo accionista está cumpliendo su palabra, y el exazulgrana no ha jugado ningún partido veraniego. El pulso es firme, y las consecuencias pueden ser dramáticas porque el Celta está ahogado por el límite salarial debido a la alta ficha de ambos jugadores.

Esa circunstancia ha marcado el mercado de fichajes celeste. Coudet pidió un delantero de garantías para suplir a Mina. Su objetivo prioritario era Borja Mayoral, pero las altas pretensiones económicas del Real Madrid y su alta ficha evitaron su llegada a Balaídos.

Campos ha cerrado esta semana la llegada de su compatriota Gonçalo Paciencia, pero el técnico argentino sigue suspirando por otro delantero. El exfutbolista del Eintracht Frankurt no es un goleador, y Coudet quiere un '9' que aporte goles para acabar con la 'Aspasdependencia'.

Paciencia será el séptimo refuerzo de un Celta que también ha contratado al veterano portero argentino Agustín Marchesín (Porto), Óscar Mingueza (Barcelona), Unai Núñez (Athletic Club), Óscar Rodríguez (Sevilla) y Carles Pérez (Roma, pendiente de firmar), todos ellos avalados por Coudet.

Distinto es el que caso de los jóvenes Williot Swedberg (Hammarby) y Luca de la Torre (Heracles), apuestas personales de Campos, el descubridor de Mbappé. Al primero, Coudet todavía lo ve lejos del nivel del fútbol español; el segundo cree que puede ser un recambio de garantías.

Son muchas piezas nuevas y Coudet no tiene demasiado tiempo para acoplarlas. Su sueño de tener la plantilla cerrada al regresar de la gira por México y Estados Unidos no se ha cumplido, así que por delante tiene mucho trabajo, sobre todo porque el inicio de curso es muy exigente.

A eso se une que ha perdido a un jugador diferencial como Brais Méndez, traspasado a la Real Sociedad. Carles Pérez tendrá la difícil misión de reemplazarlo, a la espera de que Campos fiche al goleador que sigue demandando Coudet, la pieza que le falta a un equipo que volverá a carecer de fondo de armario.

Con la conquista del Memorial Quinocho frente al Al Shabad saudí (6-0), el Celta cierra su preparación con otros dos empates (Pumas y San José) y una derrota (Braga), cuatro partidos en los que Aspas demostró que llega fino al arranque de un curso en el que aspira a convertirse en el futbolista español con más Trofeos Zarra.

(c) Agencia EFE