Celebra "roce" internacional

·1  min de lectura

Édgar Luna C.

CIUDAD DE MÉXICO, julio 13 (EL UNIVERSAL).- Carlos Mouriño presidente del Celta de Vigo, vivió durante muchos años en México. De aquí salió con rumbo a Vigo, para levantar de la nada a un equipo lleno de deudas y al que acabó por mandar a segunda división.

En 2012 subió a la Primera, y no ha vuelto a descender. Por lo que ahora ya no piensa sólo en la permanencia, sino en buscar puestos en las Copas de Europa.

Qué mejor que comenzar la preparación en el duelo contra los Pumas. "Ojalá esto se pudiera dar año tras año. Para mí es muy importante venir a México, donde pasé muchos años e hice grandes amigos".

El equipo céltico viajó sin Orbelín Pineda, quien está a punto de arreglarse en el futbol de Grecia, además del argentino Denis Suárez, por indisciplina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.