Catalán acertó con el cambio de entrenador en dos de sus tres destituciones

·1  min de lectura

Valencia, 6 oct (EFE).- El presidente del Levante, Quico Catalán, debe anunciar de forma inminente el sustituto de Paco López en el banquillo después de haber acertado al cambiar de entrenador en el transcurso de una temporada en dos de las tres ocasiones que lo ha hecho.

Desde su llegada al Levante en 2009, aunque accedió a la presidencia un año más tarde, la destitución de Paco López es la cuarta que ejecuta Catalán, que antes despidió a José Luis Mendilbar, Lucas Alcaraz y Juan Ramón López Muñiz.

Mendilibar cesó en su cargo en la octava jornada de la temporada 2014-15 y su sustituto, Lucas Alcaraz, logró enderezar el rumbo del equipo y certificó la permanencia en Primera División.

Sin embargo, Alcaraz arrancó mal la siguiente temporada y fue sustituido por Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, que no pudo evitar el descenso a Segunda División al final de la campaña 2015-16.

El elegido para regresar a la máxima categoría fue Juan Ramón López Muñiz, que logró el ascenso en 2017 y arrancó de forma brillante el curso siguiente en Primera, pero una racha de quince partidos seguidos sin conocer la victoria precipitó su salida en marzo de 2018 y la llegada de Paco López.

Ahora, el nuevo inquilino del banquillo del Levante debe cambiar el rumbo del equipo, que todavía no ha ganado esta temporada y con cuatro puntos en ocho jornadas ocupa una de las plazas de descenso a Segunda.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.