Castillo reveló haber estado cerca del retiro tras el asedio por su situación

·2  min de lectura

El caso de Byron Castillo y su supuesta falsificación de nacionalidad continúa generando controversias a nivel internacional. De hecho, hace unas semanas, se reabrió la acusación de Chile por las irregularidades en su ciudadanía, lo que volvió a poner en peligro la participación de Ecuador en el Mundial de Qatar 2022.

Mientras espera por un nuevo capítulo en esta trama, el futbolista de León de México se refirió a la situación que protagonizó cuando surgió la denuncia y contó el momento tortuoso que atravesó ante los ataques de los fanáticos

En diálogo con Telemundo, el lateral explicó: "La verdad que pasé un momento de mi carrera duro, ya que esto viene de años. A nivel internacional, puede ser que lo conozcan de ahora, pero eso es un tema que ya está solucionado en Ecuador. Hubo cosas, replicaron y la prensa las hizo noticia".

Y agregó: "Todo el mundo me atacaba, me escribía, y llegó un momento en el que ya no quise seguir. Llegaba a los estadios y me gritaban un montón de cosas, pero tuve mucha gente que me apoyó en ese momento".

Castillo resaltó el apoyo brindado por su entorno y aseguró que fue un factor fundamental para que continuara con su carrera. "Estuvo mi familia, me dijeron que siguiera y que no hiciera caso a lo que decían los demás. Más que nada, era gente en las redes que me decía miles de cosas. Hubo un momento en el que exploté y dije 'ya no puedo'", comentó.

Mientras tanto, el defensor de la Tricolor aguarda por un llamado de la FIFA para el esclarecimiento de su nacionalidad, luego de que la la ANFP (Federación chilena) presentara nuevas pruebas que podrían demostrar que su nacimiento se dio en el país cafetero.

A la espera de una resolución, el carrilero continúa con la puesta a punto para disputar la Copa del Mundo con el seleccionado comandado por Gustavo Alfaro, que abrirá la Copa del Mundo el 20 de noviembre, en el duelo frente al anfitrión, por el Grupo A, que comparte con Senegal y Países Bajos.

Foto: Getty Images