Casper Ruud y Lorenzo Musetti, campeones en Europa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Casper Ruud y Lorenzo Musetti se adueñaron de los festejos este fin de semana. El primero revalidó su corona en el ATP 250 de Gstaad tras derrotar a Matteo Berrettini por 4-6, 7-6 (7-4) y 6-2, en un duelo cargado de intensidad, mientras que el italiano de 20 años consiguió el primer título de su carrera tras vencer por 6-4, 6-7(6-8) y 6-4 a Carlos Alcaraz en una infartante final en el ATP 500 de Hamburgo.

Ruud, número cinco de ranking mundial, arrancó complicado su partido ante Berrettini, que no perdía desde marzo tras consagrarse en el Queen´s y Stuttgart antes de tener que ausentarse en Wimbledon por Covid. El italiano aprovechó su saque (cuatro aces) para sacar las primeras diferencias.

Sin embargo, el noruego, lejos de decepcionarse por el mal inicio, supo aguantar los embates de su rival (salvó tres puntos de quiebre) y llevó el segundo set hasta el tie-break, antes de ganarlo por 7 a 4.

En el episodio decisivo, Ruud evidenció su superioridad en el ranking y, aprovechándose de los errores del italiano, quebró en dos oportunidades hasta quedarse con el triunfo y el trofeo de campeón en Gstaad, como sucedió el año pasado. Desde Sergi Bruguera que nadie ganaba el torneo suizo consecutivamente.

Por su parte, en Alemania, Musetti venció a Alcaraz en un duelo muy parejo que se definió sobre el final. El italiano marcó la diferencia con su 78% de puntos ganados luego del primer saque, contra el 66% del murciano, quien no pudo mantener su invicto en finales en polvo de ladrillo (venía cinco de cinco).

Alcaraz, número seis del mundo, se vio incomodado por el revés de su rival, quien forzó en reiteradas oportunidades al joven de 19 años y lo obligó a cometer ocho errores no forzados. Así, el nacido en Carrara embolsó el primer set.

En el segundo, Alcaraz se enfureció por una discusión arbitral pero se recuperó a tiempo para levantar dos match point en contra que derivaron en un tie break. Allí, Musetti tuvo nuevas chances de quedarse con el título, tras ponerse arriba 6-3, pero sus errores volvieron a condenarlo y el español aprovechó para igualar las acciones.

El último set ofreció suma paridad hasta los instantes finales. Musetti, ya entero pese a todas las chances desperdiciadas, esta vez puso el pie en el acelerador y no miró atrás, ganando el partido en su primera oportunidad con el saque de su rival.

Así entonces, Musetti se estrenó como campeón en el circuito ATP y además replicó lo conseguido por su compatriota Fabio Fognini en 2013.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.