El caso Figo, la Champions League y el señor Florentino Pérez

·5  min de lectura
Luis Figo, protagonista de un traspaso tan histórico como controvertido
Luis Figo, protagonista de un traspaso tan histórico como controvertido - Créditos: @Sebastián Domenech

“¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid! Noble y bélico adalid. Caballero del honor. ¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid”. El himno de Real Madrid es una ironía final de Netflix. Porque su buen documental sobre “El caso Figo” es también la historia de cómo aterrizó Florentino Pérez en Real Madrid en el año 2000. Pagando comisiones jugosas (más una cláusula récord de 60 millones de euros) para quitarle a Barcelona a Luis Figo y usarlo para derrocar al presidente Lorenzo Sanz, que venía de ganar dos Champions en tres años. El caso Figo ayuda además a entender el presente. Porque Florentino sigue siendo hoy rey de la Champions que inició este martes una nueva edición. Pero Florentino también es rey de la Superliga, su proyecto rebelde que amenaza con explotar al fútbol europeo. ¡Hala Madrid!

El trailer del caso Figo

Más centrado en Figo, Netflix recuerda el día que el crack portugués volvió al Camp Nou como jugador de Real Madrid. “Traidor”, “pesetero”, “Judas”, “mercenario”, “Figo, chulo, te van a dar por culo”, le gritaron cien mil hinchas de Barcelona. Dos días antes de irse, Figo había jurado amor eterno al club catalán. Le arrojaron una cabeza de cerdo. Fue el mayor linchamiento en un estadio que recuerde el fútbol. El documental cita un precontrato ilegal, que incluía una supuesta indemnización que Figo debía pagarle a Florentino si no iba a Real Madrid . La trama cuenta usos y hasta mentiras de la prensa deportiva de Madrid y Barcelona (“me inventé algo para darle más fuerza a la historia”, se jacta un periodista). “El caso Figo” tiene ritmo. Y testimonios e imágenes inéditas. No cuenta, eso sí, el origen de los dineros (¿políticos?) que permitieron a Pérez el fichaje de Figo. El portugués fue pionero del equipo que sumó luego a Zinedine Zidane, Ronaldo y David Beckham, entre otros. El Real Madrid Galáctico. La nueva era del fútbol.

El "antiposter" del diario Sport, de Barcelona, en alusión al cambio de vereda de Figo
El diario Sport, de Barcelona, en alusión al cambio de vereda de Luis Figo, en ocasión de su pase a Real Madrid, en 2000

Si “El caso Figo” hubiese elegido averiguar de dónde salió tanto dinero, acaso entenderíamos aun mejor la obscena inflación que sufre desde entonces el fútbol. Y explicarnos también cómo hizo Barcelona (el derrotado del caso Figo) para salir tan rápido de una crisis que lo obligó a perder a Lionel Messi y convertirse hoy en el club que más dinero gastó en fichajes. ¿En qué norma del Fair Play Financiero conviven una deuda de 1300 millones de euros con fichajes por 158 millones, más una masa salarial que, según informes, sube de 400 a 600 millones? Le dicen “palancas”. En castellano: venta de activos (derechos de TV y marketing) a firmas de capital (de Estados Unidos) que inyectan el nuevo dinero. Goldman Sachs, Sixth Street (vinculada a Florentino Pérez) y Key Capital. Esta última es la firma que diseñó la rebelde Superliga. Es el proyecto elitista de campeonato europeo cerrado que hoy sí une a Real Madrid y a Barcelona.

Escándalos en Barcelona: diez estrellas que dejaron huella y se fueron mal. Luis Figo.
Luis Figo dejó un mal recuerdo en Barcelona, que lo hostigó cada vez que visitó el club con la camiseta de Real Madrid - Créditos: @EFE

Los dos grandes de España, más Juventus (Italia), mantienen el proyecto separatista del que se retiraron en cambio los clubes grandes de la Premier League, temerosos después de que sus aficionados salieron a protestar a las calles. Florentino, quién sino, logró primero un dictamen en tiempo record de un juzgado amigo en Madrid. El pleito se trasladó el mes pasado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo. Es una puja por la “libre competencia” entre la UEFA “Estado benefactor” histórico del fútbol europeo vs la Superliga propia de los ricachones que lidera Florentino. La UEFA admitió que Real Madrid ganó la última Champions, pero recordó que el equipo de Florentino debutó perdiendo en el Bernabéu contra un modesto equipo moldavo y con un gol agónico de un jugador luxemburgués. Nosotros, sugiere la UEFA, somos capitalismo humano. La Superliga es capitalismo salvaje.

Luis Figo, considerado "el primer Galáctico" de Real Madrid
Luis Figo, considerado el primer galáctico de aquel equipo que conformándose en Real Madrid

Real Madrid ni siquiera es hoy el más millonario. Los nuevos galácticos prefieren ahora los Clubes-Estado, tiburones mayores. Erling Haaland eligió Manchester City-Abu Dabi. Y Kylian Mbappe se quedó en PSG-Qatar. Sus contratos multiplican los de Figo el “pesetero” de Netflix, millonario con inmuebles en varios países, minas en África y tuits furiosos contra el gobierno de centroizquierda de España. “He pagado más a Hacienda durmiendo que tú despierto en toda tu vida”, le respondió Figo a un diputado, que le recordó una condena por evasión fiscal. Los periodistas podrán preguntar cada vez menos. La propia Liga de España inauguró estos días una nueva trasmisión de su campeonato que impone por contrato periodistas obedientes. Ya lo había avisado tiempo atrás Javier Tebas, presidente de la Liga: “Si uno pregunta algo que no está dentro del manual, no volverá a salir”.

En una amable entrevista reciente, a Florentino le preguntaron por su película favorita. “Love Story”, respondió el presidente de Real Madrid. Su equipo inició la Champions goleando a Celtic. Notable, busca su corona número 15. El torneo pagará 3500 millones de euros y, a partir de 2024, tendrá una nueva versión ampliada de 36 equipos, formato más extenso y promesa de TV masiva en Estados Unidos. Pero todo, claro, condicionado a lo que resuelva el Tribunal de Bruselas sobre la demanda del Señor Pérez. Sea Champions o Superliga, Florentino escucha siempre su himno favorito: “¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid! Noble y bélico adalid. Caballero del honor. ¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid!”.