El primer caso de ómicron en EEUU se suma a la alarma mundial por la variante

·3  min de lectura
Una mujer en el exterior de un centro de pruebas de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en las calles de Nueva York

TOKIO/WASHINGTON, 2 dic (Reuters) - Los temores sobre el impacto de la variante ómicron del coronavirus aumentaron el jueves después de que se notificara el primer caso en Estados Unidos y de que el banco central japonés advirtiera de los perjuicios económicos a medida que los países respondan con medidas de contención más estrictas.

El primer caso conocido en Estados Unidos fue una persona totalmente vacunada en California que regresó a Estados Unidos desde Sudáfrica el 22 de noviembre y dio positivo siete días después.

El presidente Joe Biden está trabajando en la estrategia de Estados Unidos para luchar contra el COVID-19 este invierno y fuentes cercanas al asunto dijeron a Reuters que una de las medidas será ampliar los requisitos para que los viajeros lleven mascarillas hasta mediados de marzo. Se espera un anuncio formal el jueves, dijeron las fuentes.

La Casa Blanca también tiene previsto anunciar normas más estrictas para los visitantes internacionales.

Se ha instado a las aerolíneas estadounidenses a entregar los nombres de los pasajeros que lleguen de las zonas del sur de África afectadas por ómicron, según una carta de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos vista por Reuters.

Aún se desconoce mucho sobre la nueva variante, que se detectó por primera vez el 8 de noviembre en Sudáfrica y se ha extendido a al menos dos docenas de países.

El principal experto en enfermedades infecciosas de EEUU, Anthony Fauci, dijo el miércoles que podría llevar dos semanas o más conocer la facilidad con la que se propaga la variante, la gravedad de la enfermedad que causa y si puede evadir las vacunas disponibles actualmente.

El Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD, por sus siglas en inglés) de Sudáfrica dijo que los primeros datos epidemiológicos indicaban que ómicron era capaz de evadir cierta inmunidad, pero las vacunas existentes deberían seguir protegiendo contra la enfermedad grave y la muerte.

La epidemióloga de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria van Kerkhove, declaró en una sesión informativa que los datos sobre la capacidad de contagio de ómicron deberían estar disponibles "en cuestión de días".

El director general de BioNTech dijo que la vacuna que fabrica en colaboración con Pfizer probablemente ofrezca una fuerte protección contra la enfermedad grave de ómicron.

Los primeros indicios que sugieren que ómicron puede ser notablemente más contagioso que las variantes anteriores han hecho temblar los mercados financieros, temeroso de que las nuevas restricciones puedan ahogar una tímida recuperación de los estragos económicos de la pandemia.

RESTRICCIONES A LOS VIAJES

Alrededor de 56 países estaban aplicando medidas de viaje para protegerse de ómicron a partir del 28 de noviembre, según la OMS.

En las últimas restricciones, Corea del Sur suspendió el jueves las exenciones de cuarentena para los viajeros entrantes totalmente vacunados durante dos semanas, ya que el número de casos diarios de coronavirus alcanzó un nuevo máximo. Corea del Sur confirmó el miércoles sus primeros cinco casos de la variante ómicron.

Estados Unidos ha prohibido la entrada a casi todos los extranjeros que hayan estado en uno de los ocho países del sur de África.

La Unión Europea adelantó una semana el inicio de la distribución de la vacuna para los niños de 5 a 11 años, hasta el 13 de diciembre, mientras la presidenta del órgano ejecutivo de la Unión Europea dijo que había una "carrera contrarreloj" para evitar la nueva variante.

"Prepárense para lo peor, esperen lo mejor", dijo Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en una conferencia de prensa.

Reino Unido y Estados Unidos han ampliado sus programas de refuerzo en respuesta a la nueva variante, aunque la OMS insiste en que los países ricos deberían compartir más vacunas con las personas vulnerables de los países más pobres, donde es más probable que surjan las variantes si las tasas de inoculación son bajas.

(Información de las oficinas de Reuters; redacción de Stephen Coates; edición de Simon Cameron-Moore, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.