La carrera de Manu en números

·5  min de lectura

Manu Ginóbili ingresará al Salón de la Fama del básquetbol el próximo sábado, luego de una maravillosa carrera como profesional que se extendió por 23 años y en la cual vistió seis camisetas diferentes: cinco a nivel clubes y la celeste y blanca de la Argentina.

El zurdo tuvo un impacto enorme en el deporte de la pelota naranja, mucho mayor a lo que cualquier estadística pueda mostrar. De cualquier manera, existen algunos números que explican lo que fue la carrera de Manu, desde sus inicios en Argentina hasta su retiro en la mejor liga del mundo. Aquí los repasamos.

2 equipos en la LNB. Manu Ginóbili arrancó su carrera profesional en la Liga Nacional de Básquetbol, donde jugó para dos conjuntos diferentes. El zurdo debutó en 1995 con Andino de La Rioja después de trasladarse desde su ciudad natal, Bahía Blanca. En su primera campaña en la máxima categoría de Argentina, consiguió 134 puntos en 26 juegos, para un 5,15 de promedio.

Tras ser nombrado la revelación de la liga, finalmente regresó a Bahía para jugar con Estudiantes, donde comenzó a desplegar todo su talento. En su primera campaña con el conjunto bahiense, la 96/97, disputó 51 partidos y consiguió un promedio anotador de 16.4.

El progreso se hizo aún más evidente en la 97/98, con 24.9 puntos por partido en 49 juegos. Además, por ese entonces, el zurdo había ampliado su repertorio con aporte en varias facetas estadísticas al acabar con 4.0 rebotes, 2.3 asistencias y 2.3 robos.

Antes de emigrar, Manu ganó en 1997 el premio MVP del Juego de las Promesas en Mar del Plata y también obtuvo el galardón al jugador más mejorado de la LNB.

21 años tenía cuando emigró a Italia. Con pocas temporadas en su espalda, Ginóbili viajó hacia el viejo continente como una promesa. Sin embargo, en Europa se transformó en una verdadera estrella.

Como en Argentina, Manu vistió dos camisetas. Primero, se tuvo que ganar un lugar en el Reggio Calabria de la Segunda División. Allí logró el ascenso en su primer año, antes de establecerse en la máxima categoría, con promedios de 17 pts, 3.1 reb, 2.4 ast, 3.2 robos y 30 minutos de juego, en 30 partidos.

Luego, dio un nuevo salto en su carrera al firmar con Kinder Bologna, donde ganó todo: dos Copas de Italia (2001 y 2002, siendo el MVP de la segunda), una liga italiana (2001, siendo también el MVP de la misma) y una Euroliga (2001), con el aliciente de acabar con el MVP de las finales con números enormes: 15.9 pts, 3.8 reb, 3.0 ast, 2.5 robos en 22 juegos con 28.5 minutos de promedio.

En Kinder Bologna acabó con promedios de 20 pts, 4.4 reb, 2.2 ast, 2.5 robos en 36 partidos y 32.3 minutos en la temporada 2001/02 de la Lega A.

57 puesto del Draft de 1999. El zurdo fue elegido por San Antonio a pesar de que el equipo texano no tenía conocimiento del todo de sus cualidades. "Sino lo hubiésemos elegido mucho antes", explicó años más tarde el gerente general de la franquicia, R.C. Buford.

Manu, igualmente, recién llegó a la NBA en 2002, cuando ya era un jugador mucho más maduro y había demostrado grandes cosas tanto con el Kinder Bologna como con la Selección argentina, con quien logró el subcampeonato en el Mundial de Indianápolis.

4 campeonatos con los Spurs. Los 14 puntos por partido, con 4 rebotes y 3.8 asistencias en casi 28 mintuos de acción no reflejan lo importante que fue Manu para la ciudad de San Antonio, donde desde temprano lo consideraron como uno de los suyos.

Ginóbili fue una de las patas del "Big Three" -con Tim Duncan y Tony Parker- que le dejó a la franquicia texana cuatro títulos de la NBA: 2003, 2005, 2007 y 2014. Además, fue elegido dos veces al All-Star (2005 y 2011), una vez como el Mejor Sexto Hombre (2008) y fue dos veces incluido al tercer mejor quinteto de la liga (2008 y 2011).

El 28 de marzo de 2019, los Spurs retiraron su camiseta número 20 como muestra de lo que significó para la franquicia.

2004, el año más importante de su carrera. No se puede hablar de Manu sin mencionar su triunfo más valioso. Ginóbili consiguió con Argentina la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, dejando en el camino a la poderosa Estados Unidos y venciendo en la final a Italia.

Manu brilló en ese torneo, con 19.3 de puntos de promedio, además de aportar 4 rebotes, 3.3 asistencias y 1.4 robos, con 58% de lanzamientos de campo y 41% de triple. En el partido más importante, las semis contra EEUU, se despachó con 29 unidades rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 4 triples ante los jugadores NBA.

Cabe remarcar que el zurdo siempre le dijo que sí a la Argentina, a pesar de que los Spurs siempre tuvieron medio que se lesione. En 2008 ganó la medalla de bronce en Pekín 2008, antes de vestir por última vez los colores del seleccionado en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

41 años tenía cuando decidió retirarse. Tardó pero llegó su despedida como profesional. El argentino no quería dejar las canchas y Gregg Popovich, su técnico en San Antonio, todavía le otorgaba minutos como pieza importante de un equipo que peleaba lor playoffs.

El 27 de agosto de 2018, con 41 años, Manu le puso un punto final a su carrera un par de meses después de cerrar la campaña con San Antonio. Ahora, con 45, es el turno de entrar al Hall Of Fame.

Foto: Getty Images