Carlsen y Nepo firman tablas en una segunda partida peligrosa para los dos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 27 nov (EFE).- El noruego Magnus Carlsen, defensor del título mundial de ajedrez, y el aspirante ruso Ian Nepomniachtchi, firmaron tablas este sábado en una segunda partida peligrosa para ambos bandos que ratificó su capacidad para plantear amenazas y eludir situaciones comprometidas

Al día siguiente de que el campeón pusiera en aprietos con negras al candidato, Nepo le devolvió el presente llevando al noruego al borde del abismo en el medio juego de la segunda partida.

Como prescriben los poderosos módulos de ajedrez, imbatibles para el ser humano desde hace años, Carlsen no dudó en sacrificar material (un peón y la calidad, en este caso) para dotar a sus piezas de la máxima actividad y situar en la casilla d6 un caballo que lo controlaba todo y constreñía la posición negra.

Nepo tuvo que exhibir su destreza táctica para crear complicaciones con sus dos caballos, de forma que el noruego se vio obligado a entregar una torre y un alfil a cambio de los dos peligrosos equinos negros.

Pero cuando parecía que el ruso había conjurado las amenazas blancas y tenía la oportunidad de presionar en busca de la victoria, Carlsen encontró fórmulas dinámicas para hacerse con la iniciativa y esbozar líneas de ataque que parecieron asustar al aspirante.

Pese a estar apurado de tiempo, Carlsen recuperó un peón y ganó un segundo infante. La partida adoptó entonces una fisonomía propicia para que el campeón sacara a relucir sus habilidades en los finales, pero prefirió no correr riesgos y entró en una línea que permitía a Nepo entregar la calidad para eliminar al peligroso caballo blanco.

En ese punto, restablecida la igualdad de material, la posición era de tablas muertas, aunque, una vez alcanzado el primer control de tiempo (dos horas por bando para los 40 primeros movimientos), todavía siguieron jugando hasta la jugada 58 antes de estrecharse la mano y repartirse el punto.

El marcador del "match" por el título mundial de ajedrez, que se juega en el marco de la Expo Dubai 2020 al mejor de 14 partidas, está igualado a un punto, después de dos tablas. Este domingo se jugará la tercera, con Nepo al mando de las piezas blancas, antes de la primera jornada de descanso.

El noruego expone por cuarta vez el título mundial que obtuvo en 2013 al destronar en Madrás al indio Viswanathan Anand. Luego lo defendió con éxito frente al propio Anand (2014), el ruso Sergey Karjakin (2016) y el estadounidense Fabiano Caruana (2018).

Nepomniachtchi, que obtuvo el derecho a retar a Carlsen al ganar este año el Torneo de Candidatos en Ekaterimburgo (Rusia), tiene un balance favorable en sus partidas de ajedrez clásico contra el noruego: 4 victorias, 1 derrota y 8 tablas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.