Carlos Salcedo, el chico malo del futbol mexicano para la afición

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Fue extraño, algo fuera de lo normal. También puede decirse que no estábamos acostumbrados a ver y escuchar algo así. Lo cierto es que nos evidenció un fenómeno muy particular con relación a un jugador mexicano con la camiseta nacional en Estados Unidos, país donde todo seleccionado tricolor siempre es bien recibido cuando juega con el equipo de todos, sin embargo, su caso fue distinto: lo abuchearon.

Mexicanos residentes en la Unión Americana recibieron con rechazo a Carlos Salcedo cuando entró de cambio en la final de Copa Oro. Su ingreso a la cancha en sustitución de Héctor Moreno derivó en un reclamo coral hacia su presencia en el campo, lo que se interpretó como un hecho inédito, ya que los futbolistas tricolores son aplaudidos, vitoreados y respaldados por los paisanos que acuden a los estadios estadounidenses cuando juega el Tri.

Al reproche hacia su figura en Estados Unidos, se sumó la animadversión que genera en un gran sector de la afición en México. Incluso seguidores de Tigres, su equipo, manifiestan jornada tras jornada que no lo quieren en el club y piden que salga de la institución. Futboleros de ambas fronteras coinciden en argumentar que hay motivos para no quererlo: comete demasiados errores al defender, registra muchas faltas, pierde la cabeza fácilmente, carece de simpatía con la tribuna.

También le critican sus acciones y conductas fuera de la cancha, tales como ser bravucón y soberbio en redes sociales, vivir fuera de la realidad al presumir lujos cuando la sociedad atraviesa crisis económica y líos familiares que perjudican su imagen. Así, sea sobre un césped o sin usar el uniforme de futbolista, Carlos Salcedo es percibido como el chico malo del futbol mexicano que genera más abucheos que aplausos.

El berrinche al Piojo

La rabieta a Miguel Herrera en el clásico regio no fue bien vista por un sector de la afición tigre. En opinión de muchos, Salcedo ni siquiera debió ser titular porque ponía en riesgo al equipo debido a que en el actual torneo ha lucido desesperado, con la cabeza caliente y repetitivo en cometer faltas. Que su técnico lo haya sacado precisamente para evitar una tarjeta fue celebrado, no así la actitud del jugador, a quien consideraron desubicado en su reacción.

La discusión con Jorge Theiler

En un principio se creyó que el auxiliar de Gerardo Martino abusaba de su posición para gritarle al defensa, sin embargo, después de ver los videos y conocer informaciones sobre el origen del exabrupto, se supo que el reclamo fue porque Salcedo no estaba equipado con espinilleras y vendas, elementos que todo suplente debe tener ante la eventualidad de un cambio.

Las pantuflas de 13 mil pesos

En la misma semana que la afición de Tigres le recriminaba su bajo nivel de juego y exigían a Herrera mandarlo a la banca, el futbolista presumió en sus cuentas oficiales el calzado que adquirió con una prestigiosa marca española. Dicho gesto fue tomado como una burla, así como una imprudencia ante la situación financiera que viven los aficionados por la pandemia.

Sus problemas familiares

Futboleros que le dan el beneficio de la duda para recuperar su nivel de juego consideran que ‘el Titán’ debe recibir ayuda. Creen que sus fallas en la cancha y temperamento descontrolado se suscitan por el distanciamiento que tiene con sus seres queridos. Pleitos, discusiones y demandas han sido noticia sobre su persona, situación que se estima ha afectado su lado emocional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.