Carlos Alcaraz, de la increíble chance que no pudo convertir al gol que le dio el título a Racing en el final

Carlos Alcaraz festeja su gol, el que le dio el título a Racing ante Boca sobre el final con un cabezazo, por el Trofeo de Campeones
Carlos Alcaraz festeja su gol, el que le dio el título a Racing ante Boca sobre el final con un cabezazo, por el Trofeo de Campeones - Créditos: @Marcelo Aguilar

Quizás por el cansancio acumulado (incluso Racing venía de disputar un alargue ante Tigre, entresemana), el partido terminó siendo bastante abierto, con chances de gol para los dos equipos. Sobre todo en la segunda etapa, ambos contaron con situaciones para hacer la diferencia en San Luis, por el Trofeo de Campeones. Carlos Alcaraz pasó de villano a héroe, del remate en el palo a hacer el gol sobre el final con un gran cabezazo para el festejo de la Academia: 2-1.

A los 25 minutos de la segunda etapa, con el clásico 1-1, una muy buena jugada colectiva de Racing finalizó con el remate de Carlos Alcaraz en el palo izquierdo del arco defendido por Agustín Rossi y salió para el otro lado. El pivoteo de Maximiliano Romero fue muy bueno y dejó al mediocampista ofensivo de la Academia de cara al arco, pero no pudo acertarle a la red. Y justo él, que también había errado goles en los cruces anteriores ante Boca.

Alcaraz, muchas veces titular para Fernando Gago en el desarrollo de la Liga Profesional de Fútbol, esta vez arrancó en el banco de los suplentes. Aunque es cierto que en alguna oportunidad no fue tenido en cuenta por una cuestión de balanza. El DT de la Academia es inflexible cuando los futbolistas no dan con el peso permitido.

Este domingo Alcaraz ingresó a los 14 minutos de la segunda etapa en reemplazo de Gabriel Hauche, que estaba teniendo un buen rendimiento en el complemento. Pero el cansancio juega para todos. En esa ventana, Gago aprovechó para hacer otra modificación: Lolo Miranda en lugar de Jonathan Gómez, que venía de ser la gran figura de Racing en la victoria ante Tigre por 3-2, en la cancha de Huracán.

El golazo de Alcaraz

Cada situación desperdiciada repercutía en los jugadores de Racing desde el estado anímico y lo futbolístico, sobre todo luego del penal que Jonatan Galván no pudo convertir ante Armani el penal que le hubiera dado a la Academia el campeonato en la Liga Profesional.

Pero llegaron las expulsiones. Al principio, una para cada lado. Pero después llovieron las rojas de Boca. Y Alcaraz, como todo Racing, tuvo revancha con ese cabezazo cruzado tras el centro de Gonzalo Piovi sobre el final del segundo tiempo suplementario. Alcaraz vio la roja por festejo desmedido, por lo que no fue una noche completa para el volante, pero se desahogó de todas maneras con un nuevo título para Racing.