El carisma de Virgil Abloh se extiende más allá del lujo de Louis Vuitton

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El diseñador Virgil Abloh aparece en la exhibición de la colección Otoño/Invierno 2020 de la casa de moda Louis Vuitton en París, Francia. Enero, 2020. REUTERS/Charles Platiau

Por Mimosa Spencer

PARÍS, 3 dic (Reuters) - Billie Essco se sintió como un "niño en una tienda de caramelos" cuando se encontró en un espacio cavernoso bajo el Museo del Louvre en enero del año pasado, tras bastidores antes de un desfile de la marca de ropa de lujo Off-White del diseñador de moda Virgil Abloh.

Essco, un artista, músico y diseñador de ropa estadounidense de 31 años de Buffalo, Nueva York, había tomado la decisión a última hora de acompañar a su amigo, el rapero Westside Gunn, en un viaje a París con la esperanza de colarse en un desfile durante la Semana de la Moda.

Nunca habría soñado con encontrarse con Abloh, que además de ser el fundador de Off-White, era el diseñador de ropa masculina de Louis Vuitton, la mayor marca de lujo del mundo, propiedad del gigante francés LVMH.

"He estado canalizando a este hombre, su energía y sus diseños durante los últimos cinco años y ahora estoy aquí viendo cosas que el mundo aún no ha visto", dijo Essco, también conocido como Uptown Chase.

"La moda era algo tan cerrado, de nicho, era una especie de privilegio, 'si lo sabes, lo sabes'. (...) Creo que Virgil la abrió para que gente como yo entrara, en esta comunidad".

Abloh, el diseñador negro de más alto perfil en el mundo de la moda, falleció el domingo a los 41 años tras una batalla reservada contra una rara forma de cáncer. Hasta julio había sido promovido para trabajar en las 75 marcas de LVMH.

Otros directores creativos de grupos rivales, desde Alessandro Michele, de Gucci, hasta Donatella Versace, han elogiado su visión. Un desfile de homenaje a su última colección, celebrado en Miami el martes, atrajo a una multitud de alto nivel, incluyendo a su viejo amigo, el músico y diseñador de moda Ye -antes conocido como Kanye West- y al multimillonario jefe de LVMH, Bernard Arnault.

Pero para gente como Essco, adolescentes que practican el skate en su natal Chicago o refugiados huérfanos de África Occidental en París que juegan en un equipo de fútbol amateur francés con camisetas diseñadas por Abloh, su nombre e influencia resonaron mucho más allá del tradicional y exclusivo mundo del lujo.

(Editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.