Dieron la cara: La palabra de los jugadores de Dalmine acusados de ir para atrás con Barracas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Si bien ya se jugó la final por el primer ascenso a la Liga Profesional, la cual ganó Tigre, aún continúa la polémica que recayó sobre los jugadores de Villa Dalmine tras las acusaciones de entregar el partido para que Barracas Central clasifique al partido definitorio ante los de Victoria.

El video publicado en el medio Campana 360, comienza con Emanuel Bilbao tomando la palabra: "Estamos acá para salir a desmentir todos los dichos que han salido durante esta semana. Nosotros como equipo hemos salido a ganar este partido", comentó el arquero de Dalmine, una de las figuras contra Barracas.

Siguiendo con este argumento, el arquero comentó que sabían que "era un partido muy difícil" por todo lo que se venía hablando en la previa del mismo con las polémicas sobre Barracas Central a lo largo del torneo. Vale destacar que el conjunto de campana llevaba ocho partidos invictos.

Luego de Bilbao, el que toma la palabra es Gastón Díaz y confesó que varios integrantes del plantel están sufriendo este momento: "Hay muchas personas diciendo barbaridades...tenemos compañeros que han sido amenazados de muerte", contó. Además, destacó que si el resultado era distinto no se hablaría de ningún arreglo.

Las acusaciones sobre el plantel de Dalmine surgieron inmediatamente después del partido con Barracas Central y lo particular es que nacieron desde el mismo club. Sumado a los dichos de José Basulado, quien afirmó que le habían confirmado todo desde la institución a la que busca volver, pero como presidente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.