El “Canelo” Álvarez se someterá a una cirugía en la mano izquierda

·2  min de lectura

Luego de que el sábado 17 de septiembre, Saúl “Canelo” Álvarez cerró la trilogía de peleas contra Gennady Golovkin con otra victoria a su favor, el boxeador mexicano anunció que se retiraría temporalmente para atender un problema en la mano izquierda.

“No batallé por el peso, como te digo, a veces no se puede entrenar al 100 por ciento como uno quiere cuando tienes una lesión. Das lo mejor de ti corriendo, pero al final de cuentas tienes que tirar madrazos para agarrar condición, porque es boxeo, no maratón”, dijo a los conductores de TV Azteca al terminar la pelea.

“Mi mano no me dejó bien al 100 por ciento, pero me quedo tranquilo con el resultado, y ahora sí que a cuidarme la mano, a recuperarme y volver fuerte el siguiente año”, le respondió al también campeón mexicano, Julio César Chávez, quien lo cuestionó por su aparente falta de resistencia en la pelea.

El tapatío cumplió un contrato de dos peleas con Matchroom Boxing, que incluyó el encuentro contra Dmitry Bivol, a quien retó por el cinturón en la categoría del peso semicompleto de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo), en la que no peleaba desde el 2019, y que significó la segunda derrota de su carrera.

Según ESPN, el originario de Guadalajara, Jalisco, tendría contemplado un tercer combate para diciembre de este año en un acuerdo de cerca de 160 millones de dólares.

“Me quedo satisfecho con lo que hice, con el resultado. A pesar de que tengo que hacer mi cirugía en la mano, de mis males, de mis lesiones, di una gran pelea y me quedo muy bien con el resultado”, dijo el boxeador.

La última vez que Saúl se dio un descanso por temas de salud fue en el 2016, cuando se fracturó el pulgar de la mano derecha durante la pelea frente al británico Liam Smith, al que venció por K.O., para arrebatarle el cetro superwelter de la OMB (Organización Mundial de Boxeo).

“Es como si fuera una limpieza de los meniscos en la rodilla, también tengo en la mano muchas callosidades, muchos excesos; con láser me los van a quemar y pues requiero esa cirugía y seis semanas de recuperación”, aseguró el mexicano, descartando una tercera pelea, al menos, este 2022.