"Canelo" Álvarez y GGG, de compañeros a rivales

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 16 (EL UNIVERSAL).- El próximo 17 de septiembre será una fecha que pasará a la historia del boxeo. Una de las rivalidades de alarido que ha tenido este deporte culminará en el ring de la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada.

Saúl "Canelo" Álvarez y Gennady Golovkin han brindado, hasta el momento, dos grandes choques que causaron mucha polémica y emoción. Sin duda alguna, los 24 rounds que han disputado quedaron en la memoria de todos los amantes del pugilismo, pero existen otros seis asaltos que no todos pudieron disfrutar.

Antes de aquella primera pelea en 2017, y de todo el 'odio' que se han expresado, el "Canelo" y "GGG" fueron compañeros. Se ayudaron en sesiones de sparring para algunas peleas que tenían en puerta.

El mexicano, de entonces 20 años, enfrentaría a Ryan Rhodes y el kazajo, de 29, a Kassin Ouma, pero la brutalidad con la que se 'echaron la mano' provocó que ambos se guardaran coraje para llevar sus diferencias a una pelea oficial.

El 25 de mayo del 2011 en un gimnasio en Big Bear, San Bernardino, en California, fue testigo de los primeros intercambios de golpes entre estos dos. Golovkin era entrenado por Abel Sánchez y Canelo por Chepo Reynoso.

De acuerdo con Doug Fischer, periodista especializado en boxeo y miembro de la revista The Ring, los púgiles tuvieron un muy intenso guanteo. Seis rounds de tres minutos cada uno en el que el jalisciense comenzó con todo. Antes de terminar el primer asalto conectó un cruzado que hizo sacudir la cabeza de Golovkin, quien se dirigió a su esquina con una sonrisa amenazante de su próximo desquite.

Para los segundos tres minutos, "Triple G" arrinconó al mexicano. Un gancho al hígado hizo que una de sus piernas se tambaleara. Los siguientes dos rounds el kazajo hizo valer su experiencia esquivando, bloqueando y contraatacando al joven peleador de Jalisco.

Para el quinto, el aire le empezó a faltar al "Canelo", que se recargaba en las cuerdas mientras que su compañero le tiraba combinaciones al hígado. Para el sexto se recuperó. Un upper y un cruzado de derecha dieron en el blanco. Golovkin volvió a dibujar su sonrisa de asombro por el poder que mostraba Álvarez.

El actual campeón unificado de peso supermediano estuvo un mes en el campamento de Golovkin. A pesar de entrenar juntos, nunca se forjó una amistad y el claro ejemplo es hostil relación de la actualidad.

Seis años después de aquella sesión de sparring, Canelo y Golovkin tuvieron su primera pelea oficial, en la que terminaron empatados. En 2018 se volvieron a enfrentar y el resultado fue una decisión mayoritaria a favor de Álvarez.

En 2022 será la última vez que estos peleadores vuelvan a los golpes y terminen la rivalidad que comenzó en 2011 en una simple sesión de sparring, en un gimnasio de un lugar 'sagrado' del boxeo como lo es Big Bear, California.