“Canelo” Álvarez quiere conservar su liderazgo en una noche llena de competencia

·4  min de lectura
"Canelo" Álvarez empuja al campeón de peso medio de la IBF Caleb Plant durante la conferencia de prensa previa a la pelea de este sábado. (AP Photo/Mark J. Terrill)
"Canelo" Álvarez empuja al campeón de peso medio de la IBF Caleb Plant durante la conferencia de prensa previa a la pelea de este sábado. (AP Photo/Mark J. Terrill)

Las Vegas (Especial). Si resultaba difícil percibir y comparar los movimientos de los aficionados y turistas en el boulevard central de esta ciudad en tiempos no tan lejanos, cuando Floyd Mayweather era “amo y señor” con sus peleas ante el santafecino Marcos Maidana y el filipino Manny Pacquiao, que se asemejaban casi a las épocas doradas de los años 80 de Marvin Hagler, Sugar Ray Leonard, Tommy Hearns y Mike Tyson, hoy estamos en una nueva y atractiva encrucijada. ¿Recuperará este sábado con un sinfín de propuestas la gran industria del show el sitio estancado tras las consecuencias de Covid-19, que aparenta cursar su ocaso en Estados Unidos? ¿Se recuperarán las “tres esmeraldas perdidas”: plata, invasión y gastos, en el estado de Nevada?

En la noche del sábado, se manifestarán tres de los eventos más impactantes que la gran industria del dinero pueda ofrecer: El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, el boxeador más consumido del planeta, la presentación de los Rolling Stones, un extraordinario ícono de la música sin fecha de vencimiento, y la exhibición de los automóviles más extravagantes de Norteamérica a la largo de sus calles. Todo a la misma hora y en el mismo lugar. Tiendo a su suceso y seguramente lo será.

Murió Osvaldo Bisbal, dirigente histórico del boxeo argentino

Saúl “Canelo” Alvarez tiene 31 años y un récord de 56 éxitos, un revés y dos empates. Consiguió 38 KO y peleó trece veces aquí. Siempre fue apoyado por su gente, pero jamás resultó aclamado. Y todavía se le cuestionan su derrota con Floyd Mayweather, en 2013, y su empate con el kazajo Gennady Golovkin, en 2017.

Su rostro denota cansancio y sus expresiones una certeza definida. Atento –aunque poco efusivo- declaró a LA NACION: “Pienso en ganar. Ésta ya es una rutina en mi vida. Es lo que hice desde mis doce años. No pienso en otra cosa. Me siento muy bien al ser parte de uno de los elegidos para reactivar la vuelta masiva de la gente a Las Vegas y de mi parte poder volver a pelear aquí. Mi plan es ganar y no hay otra cosa en mi futuro”.

Saul "Canelo" Alvarez levantando la tercera corona de la categoría supermediano ante Billy Joe Saunders: el sábado buscará hacer historia con el cinturón que le falta.
ED MULHOLLAND


Saul "Canelo" Alvarez levantando la tercera corona de la categoría supermediano ante Billy Joe Saunders: el sábado buscará hacer historia con el cinturón que le falta. (ED MULHOLLAND/)

Con transmisión de ESPN, a partir de las 23.50 del sábado (hora argentina), tratará de convertirse en poseedor de los cuatro cinturones de los supermedianos (76.200 kg). Tiene tres en su poder (CMB–OMB–AMB) y buscará el restante (FIB), en posesión del campeón de esa entidad: Caleb Plant.

¿Quién es Plant, el rival de “Canelo”?

Es un estadounidense de 29 años, invicto ganador de 21 combates, 12 por KO, con tres defensas del cetro que ganó ante José Uzcategui cuando nadie lo pensaba, en 2019. Sus retenciones no fueron populares. Victorias categóricas ante Mike Lee, Vincent Feigenbutz y Calex Truax, sin excitación y con algo de contundencia.

Es mucho más grande y musculoso que Álvarez. Tiene buena pegada pero lanza pocos golpes. Es especulador, pelea para sí mismo y no atrapa multitudes. Detesta que le pregunten sobre sus desgracias –la muerte de su pequeña hija de casi dos años y el asesinato de su madre en un hospicio- y habla como un cowboy del lejano Oeste. Pocas palabras, mira a los ojos y repite permanentemente su nombre y apellido: “Soy Caled Plant”.

Subió la temperatura en la conferencia de prensa: a Canelo Álvarez y Caleb Plant debieron separarlos en Las Vegas en medio de golpes y empujones.
Subió la temperatura en la conferencia de prensa: a Canelo Álvarez y Caleb Plant debieron separarlos en Las Vegas en medio de golpes y empujones.


Subió la temperatura en la conferencia de prensa: a Canelo Álvarez y Caleb Plant debieron separarlos en Las Vegas en medio de golpes y empujones.

En diálogo con este diario, dijo: “Sé de sufrimientos y presiones en la vida, pero los dejo para otros momentos. Diferentes a estos acontecimientos. Voy en busca de mi objetivo y lo voy a lograr”.

Canelo debería ganar sin contratiempos y rearmar un romance estancado con la gente del desierto. Relacionado ahora con Al Haymon, el magnate del pugilismo de estos días, que también representa a Plant.

Su postura de favorito 12/8 a 1 se basa en la jerarquía de su carrera y el rendimiento en sus últimos combates ante los británicos Callum Smith y Billy Joe Saunders le dieron un certificado que buscó por muchos años: el N° 1. Su ritmo de pelea, su ataque y su pegada avalan tal nominación.

Plant es un verdadero acertijo para este nivel. Sin embargo, su obra pugilística no tiene mucho fuego como para encender una hoguera que aleje a “Canelo” de su lugar de privilegio. Y no dudamos en corroborarlo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.