Canelo Álvarez y Caleb Plant se dieron el abrazo que se debían

·1  min de lectura

Canelo Álvarez y Caleb Plant no se guardaron nada. En el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, disputaron una pelea a la altura de la exigencia que les demandaba no solo un aforo completo de fanáticos, sino también de un combate de unificación de títulos mundiales absolutos en la división de peso súper mediano.

El mexicano lució la potencia de siempre en el golpeo, demostró gran destreza defensiva y fue sumando puntos desde la efectividad de sus lanzamientos. El estadounidense le plantó cara, no retrocedió, fue punzante con el jab y peligroso en los contragolpes. Todo terminó con un nocaut espectacular del Canelo, en el undécimo asalto. Y la coronación.

Fue precisamente tras la definición que sobre el cuadrilátero se vivió otro momento que ambos peleadores merecían por la grandeza con la que acababan de luchar. Un abrazo que decretó la paz después de semanas de mucha polémica en la que parecían haberse convertido en enemigos íntimos.

Tiempo después, el propio Canelo reveló que allí Plant le ofreció sus disculpas. "Él me ofreció sus disculpas y lo disculpé. Los dos somos adultos. Le dije que no se preocupara, que somos hombres y aquí se quedaba todo", dijo ante las cámaras de ShowTime Boxing.

Cabe destacar que el mexicano había llegado furioso a Las Vegas, asegurando que tomaba la pelea contra Plant como un asunto personal por los insultos de este que entendió iban dirigidos a su madre. Así peleó en Las Vegas. Pero terminó haciendo las paces. Otro gesto que lo engrandece.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.