La campaña para cambiar el día de la Super Bowl al sábado o dar a EE.UU. un día festivo cobra fuerza

·2  min de lectura
Aficionados en el Super Bowl de 2021 (Getty Images)
Aficionados en el Super Bowl de 2021 (Getty Images)

Un estudiante de Florida está haciendo campaña para que el Super Bowl se traslade a un sábado para que la gente pueda trasnochar y disfrutar del evento.

Frank Ruggeri, de 18 años y originario de Palm Bay, argumenta que el traslado del gran partido de fútbol americano permitirá a los aficionados recuperarse de la emoción del evento, que suele ser visto por unos 100 millones de espectadores cada año.

Hasta ahora su campaña titulada “Super Bowl 56 al sábado” ha conseguido más de 80.000 firmas en Change.org.

Ruggeri sostiene que la NFL también podría beneficiarse, ya que es probable que un mayor número de visitantes se desplace para ver el partido.

“Permitirá que más niños disfruten de su amado partido por televisión o en el recinto. De todos modos, la mayoría de los partidos de los playoffs de fútbol americano son en sábado”, afirma Ruggeri en la petición.

También predijo que la economía se beneficiaría del cambio de día, suponiendo que un gran número no iría a trabajar el lunes después del partido. Potencialmente, “17,2 millones de personas dejarían de trabajar”, señaló en una entrevista en el programa New’s Nation’s Morning in America.

El concepto se viene discutiendo desde hace tiempo. La campaña de Ruggeri se inició hace dos años, antes de ganar una atención más reciente, en especial porque el partido de este año tendrá lugar el día antes de San Valentín, el 13 de febrero.

“Quiero hablar con quien decidió que el domingo del Super Bowl fuera en el fin de semana de San Valentín porque sin duda es soltero”, expresó una mujer en TikTok.

“A la persona que movió el Super Bowl al fin de semana de San Valentín... no creo que entienda lo mucho que arruinó”, mencionó otra.

Muchas personas han dicho que tiene sentido cambiar el día del partido del domingo en adelante. “Ya es hora de que la NFL haga esto”, dijo una persona en la partición de Ruggeri, “si no pueden pasar al sábado, al menos que la patada inicial sea más temprano”.

“¡Creo que es un cambio que beneficiaría a todos los implicados!”, escribió otro usuario.

Otra persona sugirió que sería prudente hacer que el día después del Super Bowl fuera un día festivo. “O lo trasladan al sábado o hacen que el lunes siguiente sea un día festivo federal”, señalaron.

El Super Bowl tendrá lugar en el estadio SoFi de Los Ángeles el 13 de febrero y se emitirá en directo por NBC y el servicio de paga Peacock. Dr. Dre, Eminem, Mary J. Blige, Snoop Dogg y Kendrick Lamar actuarán en el espectáculo de medio tiempo del año.

VIDEO: Los Magic sorprenden a los Bulls

                           

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.