Camino al Mundial: Una marea roja se avecina en Qatar proveniente desde Dinamarca

·4  min de lectura

Desde el Mar Báltico hasta el Golfo Pérsico, de color rojo se teñirá cada zona que atraviese la Selección de Dinamarca en un camino hacia el Mundial de Qatar 2022 casi indisputable.

La Dinamita Roja está en un momento impecable, incluso mejor al que tuvo cuatro años atrás en Rusia 2018 o incluso en la EURO 2020 (disputada en el 2021), cuando llegó a la semifinal y perdió ante Inglaterra en el tiempo extra.

En primer lugar, las Eliminatorias Europeas no supusieron ningún tipo de problema para el equipo dirigido por Kasper Hjulmand: en 10 partidos jugados, solamente perdió uno y fue contra Escocia por 0-2 en una última fecha que ya tenía al combinado nórdico clasificado a la Copa del Mundo. Ganó los otros nueve. Además, apenas tres goles sufrió: los dos contra los británicos y uno en la victoria por 3-1 frente a Islas Feroe en la anteúltima jornada. ¿Anotaciones a favor? 30.

Si se tienen en cuenta los últimos 14 encuentros oficiales, sin contar amistosos, el renovado Tomate Mecánico lleva once victorias y solo tres derrotas: la anteriormente mencionada de la Eurocopa ante los Tres Leones, la que nada cambió ante los escoceses y su primera oficial del 2022 a manos de Croacia por un ajustado 0-1 en el Parken Stadium.

El duelo con los Ajedrezados fue en el marco de la UEFA Nations League, torneo que tiene a los daneses como únicos líderes del Grupo 1 de la Liga A, una complicada zona que también comparte con Francia, última campeona del mundo a la que derrotó por 2-1 en París.

Objetivo: mejorar la actuación de Rusia 2018

En el último Mundial, Dinamarca pasó como segunda de su grupo y se enfrentó en los octavos de final frente a Croacia, que había dado la sorpresa en su zona al ser líder por encima de Argentina.

Los daneses golpearon primero en esta instancia decisiva con un rápido gol de Mathias Jørgensen a los 57 segundos. Sin embargo, Mario Mandzukic lo empató a los cuatro minutos y todo se fue a los penales, donde los nórdicos pudieron llevarse el triunfo gracias a la actuación de Kasper Schmeichel, pero perdieron la tanda por 2-3. A la postre, los croatas llegaron a la final.

En Qatar, el combinado dirigido por Hjulmand comparte casi los mismos rivales que cuatro años atrás: Francia y Australia, mientras que Túnez es el nuevo invitado. Las esperanzas de incluso ser primero son cada vez más altas para este equipo.

La ilusión de tener la mejor Copa del Mundo de su historia

En 1998, la Dinamita Roja, que se ganó este mote entre las décadas del '80 y '90, tuvo su mejor actuación al llegar a los cuartos de final. En la fase de grupos, pasó como segunda con cuatro puntos por detrás de las nueve unidades del local Francia, pero lo mejor arribó en las instancias decisivas.

Un 4-1 a Nigeria en los octavos, con las presencias de Brian y Michael Laudrup en el equipo, puso al equipo danés en la siguiente ronda eliminatoria, donde se enfrentó nada más y nada menos que a Brasil. La Verdeamarelha fue el límite para aquella generación nórdica, que antes de irse dio pelea y cayó apenas por 2-3.

Con miras a Qatar 2022, esta marea roja podría tener en su camino, ya entre los últimos 16 participantes, a oponentes como Polonia, México, Argentina o la propia Arabia Saudita. En caso de pasar esta fase, rivales como Inglaterra, Estados Unidos, Ecuador, Países Bajos, Senegal o Gales podrían estar en su camino. Las semifinales no parecen una travesía imposible para el combinado danés.

Kasper Schmeichel, Christian Eriksen, Kasper Dolberg y Andreas Cornelius lideran la nueva generación dorada de Dinamarca

La columna vertebral de un equipo comienza debajo de los tres palos y estos están bien protegidos por el arquero de Leicester City, que en la Premier League disputó 37 partidos y registró 131 atajadas para un porcentaje del 69,15% de acuerdo a data de Opta. Nueve penales fue los que enfrentó el hijo del legendario guardameta de Manchester United, de los cuales atajó dos.

Después de un tiempo en la Serie A, más un largo período de inactividad tras sufrir un paro cardíaco en la EURO 2020, Eriksen volvió a la liga inglesa para jugar 11 encuentros con Brentford. Esto fue suficiente para que el capitán danés marque un gol y asista en cuatro oportunidades a sus compañeros.

El poder goleador del Tomate Mecánico llegará con Dolberg, quien en la última temporada de la Ligue 1 hizo seis tantos con Niza y repartió dos pases de gol en 26 duelos dentro del campo. El atacante nórdico también creó 15 chances para marcar. Mientras tanto, Cornelius brilló con Trabzonspor en la Superliga de Turquía: fueron 37 partidos en cancha con 15 anotaciones y tres asistencias.

Más allá de los números en ataque, el atacante de 29 años también destacó en los duelos terrestres al ganar 178 para una eficacia del 50,42%, mientras que por aire le fue mucho mejor: ganó 109 para un porcentaje del 63,01. Todo un peligro dentro del área.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.