Cambiar la imagen y el rendimiento

·2  min de lectura

Zaragoza, 12 nov (EFE).- El Casademont Zaragoza visita al Joventut de Badalona con el objetivo de cambiar la mala imagen dada el pasado miércoles en el partido de la Copa Europa contra el Hapoel Gilboa Galil, que le costó la eliminación en competición continental, además del rendimiento que está siendo muy pobre.

La posición en la tabla del equipo aragonés, a pesar del irregular momento por el que atraviesa, hace que el partido de este sábado se presente como una gran opción para, con una victoria, alejarse de la zona baja y, a la vez, afianzarse en la parte media de la tabla clasificatoria con la posibilidad incluso de igualar a algún equipo de la zona de playoff como el propio Joventut.

El equipo catalán tiene una victoria más que el aragonés por lo que un triunfo de aquel podría meter en problemas al Casademont Zaragoza si alguno de los equipos de la zona de descenso gana, mientras que una victoria abriría un horizonte más optimista con la opción de mirar hacia arriba en la tabla clasificatoria.

Pero para ello tendrá que mejorar un rendimiento que solo fue bueno las dos primeras jornadas ligueras y que se esfumó como por ensalmo a partir de entonces.

Cuatro derrotas consecutivas posteriores no solo hicieron perder las buenas sensaciones sino que mostraron una preocupante involución en su juego de la que todavía no está recuperado ni mucho menos ya que se siguen cometiendo errores impropios de un equipo de la máxima categoría.

A pesar de que ha logrado dos victorias (Río Breogan y Coosur Betis) en los tres últimos encuentros en ACB el equipo no transmite fluidez ni acierto salvo en momentos puntuales y en Europa ha vivido un desastre sin precedentes al quedar apeado de la competición cuando todavía resta una jornada para la conclusión de la primera fase.

El conjunto 'rojillo' tiene la oportunidad en Badalona, primero de resarcirse del fiasco que ha supuesto su eliminación continental cuando el objetivo era ser campeón, y segundo de recordar al equipo alegre, acertado y vistoso de las dos primeras jornadas para que el mantra de que es un conjunto que todavía está en confección y que debe seguir creciendo sea una realidad y no suene a excusa.

Para este enfrentamiento el técnico del Casademont Zaragoza, Jaume Ponsarnau, recupera al ala-pívot Hans Vanwijn, que se lesionó contra el Coosur Betis en la pasada jornada y que se perdió el partido de competición europea.

El encuentro, correspondiente a la décima jornada de Liga, se disputa este sábado, a partir de las 18.00 horas, en el Olímpico de Badalona con arbitraje de los colegiados Fernando Calatrava, Sergio Manuel y Joaquín García.EFE

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.