Buitrago llora de alegría, Carapaz sigue de rosa y Landa, al podio

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 25 may (EFE).- El colombiano Santiago Buitrago (Bahrain Victorious) cambió las lágrimas de pena del pasado domingo por ser segundo en Cogne a las de alegría y emoción como vencedor de la decimoséptima etapa del Giro, entre Ponte di Legno y Lavarone, de 168 km, en la que se mantuvo con la maglia rosa el ecuatoriano Richard Carapaz y el español Mikel Landa saltó al tercer puesto del podio.

Gran día para el Bahrain. Triunfo enorme de Buitrago, un chico de 22 año de Bogotá, quien maldecía su suerte hace unos días porque Ciccone le privó del triunfo en Cogne. Ahora le tocó saborear la gloria, y de qué manera. Entró en solitario, a lo grande, en la meta de Lavarone, con un tiempo de 4h.27.11.

Mientras las lágrimas, las de alegría, afloraban en el rostro moreno de Buitrago, al neerlandés Gijs Leemreize (Jumbo Visma) le tocó ser segundo, con la tercera plaza del checo Hirt, el ganador de la víspera. Por detrás, los favoritos, menos Almeida, volaban por arañar segundos. Lo consiguieron Carapaz y Hindley, juntos en meta a 2.53 del ganador, pero 6 segundos antes que Landa.

El español lo intentó en la última subida, no pudo despegarse de sus rivales, pero superó a Almeida y le quitó la tercera plaza del podio entrando en meta 1.05 minutos antes que el ciclista luso. La fiesta del Bahrain fue completa en Lavarone.

La general confirma a dos favoritos indiscutibles. Carapaz resiste, lucha por arañar tiempo, mientras que Hindley se agiganta cada día. Ambos están separados por 3 segundos y anuncian un final de Giro apasionante. Landa se sube al podio, a 1.05 minutos del rosa. Almeida se alejó a 1.54.

VAN DER POEL ROMPE LA NUMEROSA FUGA

Jornada de montaña que nació con lluvia en Ponte di Legno, lo que no redujo los ánimos del pelotón, pues los ataques empezaron de inmediato. De inicio, el Tonale, no puntuable, pero incómodo con el desayuno aún en la garganta, donde se formó la fuga matriz con Carthy, Arensman, Covi y Gall, quienes coronaron al frente. Bajando se amplió la aventura a 25 unidades. Un pelotón por la etapa.

Un grupo importante, como en la víspera, con Van der Poel, Guillaume Martin, Buitrago, Arensman, Ciccone, Covi, Pedrero...incluso Hirt, el mejor en la general a 7.42. Por delante, tres puertos y un desnivel acumulado de 3.730 metros. En el primero, el Giovo (3ª, 5,9 km al 6,8), Bouwman se antepuso Ciccone en la pelea que mantienen por la maglia azzurra de la montaña.

Con la escapada formada y en periodo de tranquilidad decidió atacar con contundencia Van der Poel a 66 de meta. El gigante neerlandés se iluminó en tierra de nadie, cuando menos se esperaba y rompió la numerosa avanzadilla.

Subiendo el Passo del Vetriolo (1ª, 11,8 km al 7,7 % se unieron primero Guillaume Martin, Gall y Covi, y antes de la cima Buitrago, Carthy, Hirt y Bouwman, éste encargado de coronar sumando otros 40 puntos para la general de la montaña. El grupo de la maglia rosa, dirigido por el Bahrain de Landa, pasó a 5 minutos.

En el descenso volvió a la carga Van der Poel, quien bajó como una exhalación el puerto a rueda de su compatriota Leemreize, corredor del Jumbo Visma, y alejando a los perseguidores a más de minuto y medio mientras ya afrontaba las rampas del Monterovere (1ª, 7,9 km al 9,9), último puerto del día.

MONTEROVERE CORONA A BUITRAGO Y HUNDE A ALMEIDA

Van der Poel no resistió en las rampas del Monterovere. Fue alcanzado y plantado por Leemreize, un ciclista de 1,90 metros, dispuesto a estrenar su palmarés profesional. La etapa se animó también en la zona de la alta jerarquía, donde Carapaz, Landa y Hindley se quedaron al mando después de un ataque de Landa que terminó con la resistencia de Almeida.

Maniobra por el podio. Landa contó con la ayuda de Poels y además llevaba delante al colombiano Buitrago, quien alcanzó a Leemreize cerca de la cima y además pasó primero por la cima. Un decorado goloso para Landa, acercándose al tercer escalón del "cajón".

La etapa cobraba emoción a 6 km de meta. Buitrago se marchó por delante, directo a la gloria. El grupo de Carapaz y Landa se unió para meter tiempo a Almeida, todos interesados en alejar al luso ante la crono del domingo. El colombiano no esperó a su líder, quien contaba con Poels.

Finalmente concretó la faena Buitrago, emocionado por su segunda victoria profesional, la primera de ellas lograda este año en el Saudi Tour. Era el primer punto para Bahrain. El segundo lo aportó Landa, ya instalado en el podio, a pesar de esos 6 segundos perdidos en el arreón final. La general se define, y el objetivo para el alavés está más cerca. Pero queda Giro.

Este jueves se disputará la decimoctava etapa, entre Borgo Valsugana y Treviso, con un recorrido de 156 km. Será última ocasión para los esprinters antes del fin de semana con etapas de montaña y la crono final. EFE

soc/ism

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.