Los Bucs sufren un revés en la apelación tras el castigo de un partido a Mike Evans

·2  min de lectura

La NFL confirmó la suspensión de un partido de Mike Evans, receptor abierto de Tampa Bay Buccaneers, a partir de su actuación durante el juego del segundo fin de semana de acción contra New Orleans Saints.

Se consideró que el texano, de 28 años, violó las reglas de rudeza innecesaria y conducta antideportiva al momento de derribar al esquinero rival, Marshon Lattimore, en el último cuarto del encuentro que terminó en victoria (20-10) de los liderados por Tom Brady.

A partir de ese golpe, fue expulsado junto con Lattimore, quien comenzó el conflicto al enfrentarse al mencionado mariscal de campo de los Bucs e histórico Brady, antes de que Evans interviniera con un empujón desde el costado que provocó un breve tumulto entre los equipos.

En consecuencia, el cuatro veces jugador de Pro Bowl se perderá el partido del domingo ante Green Bay Packers, después de que el oficial de apelaciones y ex receptor de la NFL, James Thrash, negara la solicitud de Evans para que se anulase la sanción.

La ausencia del receptor abierto, que juega en Tampa desde 2014, agota aún más las opciones de los Bucs en cuanto a su cuerpo de receptores, ya que Chris Godwin y Julio Jones continúan en condición de inactivos.

Según trascendió, se espera que Godwin se pierda varios partidos luego de haberse lesionado el tendón de la corva en la apertura de la temporada frente a Dallas Cowboys, mientras que Jones se perdió el choque en Nueva Orleans por una dolencia en la rodilla su regreso ante los Packers no es seguro.

Por otra parte, los Buccaneers sumaron al veterano receptor abierto Cole Beasley para la práctica del martes, aunque no está claro si estará listo para ayudar de inmediato.

Evans, el único jugador en la historia de la NFL que comenzó su carrera con ocho temporadas consecutivas de 1.000 o más yardas por recepción, lidera a Tampa Bay con ocho recepciones y 132 yardas por recepción en dos partidos. Vale recordar que Evans fue suspendido previamente un juego en 2017 por una confrontación similar con Lattimore.

Foto: Getty Images