Los Bucks vinieron de atrás para vencer a los Celtics en el TD Garden

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Nunca subestimen el corazón de un campeón. Parecía perdido Milwaukee Bucks en el TD Garden, a punto de caer derrotados en el Juego 5 de la serie ante los Boston Celtics. Pero los campeones reinantes, liderados por sus máximas figuras, vinieron de atrás hasta quedarse con una increíble victoria por 110-107.

Los dueños de casa fueron más a lo largo del partido, con un Jayson Tatum imparable y un Jaylen Brown acompañándolo de gran manera. Boston se mostró mucho más fino en ofensiva en casi todo el pleito, pero también fueron los más físicos en el otro costado de la cancha.

Pero los Bucks solo necesitaron de dos minutos de inspiración para quedarse con la victoria. Cuando parecían muertos, Giannis Antetokounmpo y Jrue Holiday consiguieron algunas jugadas impresionantes para dar vuelta las acciones.

Abajo por seis en el marcador con menos de dos minutos por jugar, Giannis encestó el primer triple para recortar la diferencia a tres. Segundos después, Holiday hizo lo propio para igualar las acciones.

Pero su aporte no quedó ahí. Giannis encestó un libre para descontar a uno después de que Tatum volviera a poner arriba a Boston con pocos segundos para el cierre, y ahí apareció Bobby Portis, un enorme jugador de rol, para poner arriba al campeón.

En el final, fue el show de Holiday, con un par de jugadas defensivas increíbles ante Marcus Smart. Primero lo tapó cuando el base -ganador del premio al defensivo del año hace algunas semanas- intentó ir hacia el aro, y luego le robó el balón para asegurar el triunfo de los Bucks.

De esta manera, Milwaukee festejó un tremendo triunfo en territorio enemigo y ahora buscará en el Fiserv Forum, el viernes, liquidar la serie y evitar tener que volver a Boston para el séptimo juego.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.