Bruno de Souza, el arquero que planeó la muerte de su amante y le dio el cadáver a los perros

·4  min de lectura
Bruno de Souza, arquero del Flamengo de Brasil, celebra un gol de su equipo durante la Copa Libertadores de 2008. (Foto: VANDERLEI ALMEIDA/AFP via Getty Images)
Bruno de Souza, arquero del Flamengo de Brasil, celebra un gol de su equipo durante la Copa Libertadores de 2008. (Foto: VANDERLEI ALMEIDA/AFP via Getty Images)

El portero y excapitán del club brasileño Flamengo Bruno Fernándes de Souza estaba en negociaciones en 2010 para una posible transferencia el AC Milán cuando su amante instauró una demanda en su contra para que le diera una suma para la manutención de su hijo recién nacido. Ese fue el punto culminante que llevó al portero a planear el asesinato de la modelo y madre de su hijo Eliza Samudio.

La mujer de 25 años buscaba probar ante la justicia que Bruno era el padre de su hijo, para recibir una pensión.

Marixa Lopes Rodrigues, la jueza que llevó el caso aseguró durante el juicio que "la ejecución del homicidio fue meticulosamente calculada".

Bruno, que en ese entonces tenía 28 años, admitió ser el autor del plan para matar a Samudio, el cual involucró a nueve personas en total, incluidos amigos del deportista, otra exnovia y su exmujer.

Un militar amigo de Bruno fue el encargado de estrangular a la mujer en junio de 2010 y el arquero admitió luego que el cuerpo fue desmembrado y puesto junto a la comida de unos perros Rottweiler para desaparecer la evidencia. Los fiscales del caso nunca encontraron el cadáver de la modelo.

La joven modelo Eliza Samudio fue asesinada por Bruno, quién aceptó haber orquestado un plan para matarla. (AFP | Marcelo Theobald)
La joven modelo Eliza Samudio fue asesinada por Bruno, quién aceptó haber orquestado un plan para matarla. (AFP | Marcelo Theobald)

"Bruno creyó que, al desaparecer el cuerpo, quedaría impune", agregó Lopes Rodrigues.

Souza fue sentenciado por el asesinato de Samudio, ocultamiento del cadáver y por el secuestro del hijo de ambos, Bruninho, que tenía cuatro meses cuando su madre fue asesinada.

El juicio fue seguido muy atentamente por los medios de comunicación brasileños, dado que Flamengo es uno de los clubes más populares de Brasil.

La jueza ordenó el arresto de Bruno en julio de 2010. El principal testigo fue un primo de 17 años del arquero, que confirmó su participación en el secuestro de Samudio, pero no en su muerte. Entonces, Flamengo canceló el contrato del jugador y de los abogados que lo representaban.

Dayanne Rodrigues, la exmujer de Bruno, fue absuelta del delito de secuestro de Bruninho, a pedido del fiscal, que consideró que actuó bajo presión de su entonces esposo.

El portero fue condenado a 22 años y tres meses de cárcel por matar a su examante. Aunque negó haber ordenado el asesinato de la joven, reconoció que aceptó ser el artífice de un plan para matarla.

El arquero brasileño Bruno Fernandes de Souza es llevado bajo custodia al penal de Belo Horizonte tras el asesinato de su amante. (Foto: DOMINGOS PEIXOTO/AFP/Getty Images)
El arquero brasileño Bruno Fernandes de Souza es llevado bajo custodia al penal de Belo Horizonte tras el asesinato de su amante. (Foto: DOMINGOS PEIXOTO/AFP/Getty Images)

Bruno fue liberado por un tecnicismo en febrero de 2017 tras estar detenido solo seis años y siete meses. Jugó algunos partidos para el club Varginha, de la misma localidad que el presidio donde cumplía su pena. Sin embargo, el máximo tribunal brasileño le ordenó regresar a prisión semanas después.

El futbolista nunca habló sobre el caso con los medios luego de su salida de prisión en la ciudad de Varginha, a cerca de 300 kilómetros de Río de Janeiro.

El portero debió cumplir lo que resta de su pena en un régimen semiabierto, que le permitirá volver a la cancha siempre que cumpla con los horarios estipulados por la justicia para estar en su casa.

La contratación de Bruno generó polémica en las redes sociales. El sitio del club recibió comentarios disímiles sobre la inserción de un reo condenado por homicidio en el fútbol profesional. Sin embargo, luego jugó en el Boa Esporte, Poços de Caldas, Rio Branco y Atlético Carioca, este último el club donde anuncio su retiro del fútbol en 2021.

"Lo que pasó, pasó. Cometí un error, uno serio, pero los errores ocurren en la vida, no soy un mal tipo. La gente trató de enterrar mis sueños por un error, pero le pedí perdón a Dios, así que sigo con mi carrera", dijo en una entrevista posterior.

VIDEO: A subasta la camiseta de 'la mano de dios'