Bronces que saben a oro en la penúltima jornada del tenis olímpico

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 31 jul (EFE).- El tenista español Pablo Carreño y las brasileñas Laura Pigossi y Luisa Stefani se colgaron este sábado un bronce olímpico que les supo a oro. Al primero tras derrotar el número uno del mundo en contra de las estadísticas y a las segundas por conseguir la primera presea para su país en este deporte.

Carreño saltó a la pista central del Parque del tenis Ariake, en Tokio, mentalizado para lo que se le venía encima. Novak Djokovic nunca es un oponente fácil y hasta hoy el asturiano sólo lo había derrotado en una de las cuatro ocasiones en las que sus raquetas se había cruzado en un torneo.

La tarde era calurosa y soleada en la capital nipona, donde la humedad dio un poco de tregua pero el mercurio siguió superando los 30 grados, con una sensación térmica cercana a los 40.

El de Gijón ganó con contundencia el primer set tras romper el tercer servicio del de Belgrado, visiblemente descontento por su actuación y aparentemente cansado desde el inicio por las maratonianas jornadas anteriores, en las que había estado disputando al menos dos partidos diarios.

Djokovic volvió a meterse en el partido en la segunda manga, mucho más reñida y que terminó llevándose en el "tie break", tras defender el primero de los seis puntos de partido que tuvo Carreño.

El último set empezó ya complicado para el serbio, al que no le benefició un partido largo (duró dos horas y 47 minutos), por el cansancio acumulado, y en el que perdió los estribos, llegando a romper dos raquetas, una que lanzó a las gradas y otra que estrelló contra el poste de la red cuando el asturiano se puso con 0-3 a favor.

Carreño defendió todos sus servicios para conservar la ventaja y desplegó su mejor tenis y grandes saques directos en el último juego en disputa, que ganó en el quinto punto de partido consecutivo para llevarse la victoria y la medalla por 6-4, 6-7(6) y 6-3, tirándose al suelo de la emoción para celebrar su medalla.

Estaba previsto que Djokovic participara después en la disputa por el bronce en dobles mixtos junto a su compatriota Nina Stojanovic, pero el serbio se retiró argumentando una lesión en el hombro, dándole la victoria y la medalla a la pareja de australianos Ashleigh Barty y John Peers.

Mientras Carreño y Djokovic se jugaban el bronce en la pista central del complejo, las brasileñas Pigossi y Stefani peleaban por la misma presea contra las rusas Veronika Kudermétova y Elena Vesniná en la pista número uno.

El partido no empezó bien para las sudamericanas. Perdieron la primera manga con dos roturas de servicio, en ambos casos con Stefani en el saque. Pero corrigieron sus errores en el segundo y tercer set, salvando cuatro puntos de partido seguidos y ganando seis puntos consecutivos para cerrarlo en dos horas y 11 minutos.

Ésta es la primera medalla para Brasil en tenis de la historia de los Juegos.

También hoy se disputaron todas las medallas en la categoría individual femenina, en la que la suiza Belinda Bencic se colgó el oro tras derrotar en un reñido encuentro de dos horas y media a la checa Marketa Vondrousova por 7-5, 2-6 y 6-3, que alargó la jornada de este deporte hasta las once y media de la noche.

El bronce, disputado justo antes, fue para la ucraniana Elina Svitólina tras vencer a la kazaja Elena Andréievna Rybákina por 1-6, 6-7(5) y 6-4, nuevamente en un partido que no se decidió hasta la última manga y en más de dos horas. EFE

María Roldán

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.