British Open. Tiger habló de su físico, criticó a Greg Norman y arremetió contra las figuras del PGA que pasaron a la liga saudita

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
33 Majors en una foto: Jack Nicklaus, ganador de 18 grandes, y Tiger Woods, de 15
33 Majors en una foto: Jack Nicklaus, ganador de 18 grandes, y Tiger Woods, de 15 - Créditos: @Peter Morrison

La irrupción de LIV Series Golf, la multimillonaria liga saudita que generó la grieta del golf profesional al captar figuras internacionales del PGA Tour, no para de generar controversias. Uno tras otro fueron encadenándose los escándalos, los mensajes críticos, las frases inoportunas de los propios jugadores cuando son consultados sobre los derechos humanos en Arabia Saudita y aclaran que “nosotros sólo venimos a jugar al golf”. Después, explotó otra polémica a partir de la sanción de prohibirles jugar el PGA Tour a quienes “se pasaron de bando”, un veto del que quedan exentos los Majors, los grandes torneos del circuito mundial, organizados en forma independiente.

Tiger Woods con Henni Koyack, presentadora de Sky TV, en la cancha de St. Andrews
Tiger Woods con Henni Koyack, presentadora de Sky TV, en la cancha de St. Andrews - Créditos: @ANDY BUCHANAN

Esta semana es el turno del British Open, una cita con la tradición, un encuentro con la historia. Que además se juega en una cancha emblemática como la de St. Andrews, en Escocia. La cancha, junto con la del Augusta National, donde todo profesional de este deporte sueña con ganar. Y allí volverá a la acción grande uno de los mejores de todos los tiempos: Tiger Woods. Desde el fin de semana pasado está practicando, tratando de acomodar su cuerpo a las ondulaciones de la cancha. No es un terreno sencillo para transitar para Tiger, producto de sus lesiones en la espalda, en la rodilla y las secuelas del accidente automovilístico de 2021 que lo sacó de juego durante muchos meses.

Mucho se ha especulado sobre el futuro de Tiger. De si, a los 46 años, está en condiciones de seguir participando asiduamente de los torneos o si lo hará de manera espaciada. Durante su desembarco en St. Andrews, habló sobre ese tema y obviamente, de la liga saudita, a la que no trató de la mejor manera. También tuvo tiempo de posar para una foto de todos los tiempos, que reúne 33 Majors: junto con Jack Nicklaus, ganador de 18 torneos grandes. Luego, en la nómina, viene Tiger, con sus 15 gritos. Y en otra, con el estadounidense Lee Trevino (6 Majors), el norirlandés Rory McIlroy (4) y la inglesa Georgia Hall (1). Es decir, un total de 44 Majors.

“Mi cuerpo podría sin ninguna duda mejorar, pero también soy realista de que no estará mucho mejor que esto. A lo largo de mi carrera sufrí varias lesiones, fui sometido a diversas operaciones. Puedo hablar claramente de un cuerpo maltratado. Y ya tengo 46 también. A esta edad no te recuperás como a los 26. Aun así, tengo la suerte de que en nuestro deporte se puede continuar jugando incluso más allá de los 50. St. Andrews no es sencillo a cierta edad, pero debo descubrir como jugar bien en estos recorridos. Con fairways rápidos y firmes como los que tiene la cancha, me permite hacer correr más la pelota y tener alguna chance”, explicó Woods.

Un lujo: Tiger con Rory McIlroy, Lee Trevino y Jack Nicklaus, en Old Course, St. Andrews.
Un lujo: Tiger con Rory McIlroy, Lee Trevino y Jack Nicklaus, en Old Course, St. Andrews. - Créditos: @Peter Morrison

Los primeros días, Tiger no ejecutó tiros en la cancha, sino que más que nada trató de “recuperar sensaciones”. Y aprovechando que se aloja en el hotel del predio, hasta salió de noche, después de cenar, a practicar putts. El domingo, ya sí hizo un recorrido de los 18 hoyos, el lunes probó con una vuelta de 9 hoyos y lo mismo el martes. Este miércoles, ya descansará, para juntar energía con vistas a los 18 hoyos iniciales del torneo, del jueves. Sólo ejercicios completarán la puesta a punto de Tiger.

Cuando le preguntaron por la decisión de la Royal & Ancient de no invitar a St. Andrews esta semana al Gran Tiburón Blanco, el australiano Greg Norman, en virtud de haber sido el ideólogo y principal sostenedor de la LIV Golf Series, Tiger cambió el semblante. “Greg ha hecho algunas cosas que no creo que sean lo mejor para nuestro juego. Volvemos al lugar probablemente más histórico y tradicional de nuestro deportes. La decisión que tomó la Royal & Ancient es la correcta”, validó Tiger, y agregó. “Sé lo que representa el PGA Tour y lo que hemos hecho y lo que el Tour nos ha dado; la capacidad de perseguir nuestras carreras y ganar lo que conseguimos y los trofeos que hemos podido jugar y la historia que ha formado parte de este juego”.

Tiger en plena práctica

A la vez, no se quedó sólo con la desaprobación para Norman: también le apuntó a sus colegas que han saltado del PGA Tour a la LIV Golf Series, entre ellos, Phil Michelson, Dustin Johnson, Jon Rahm, Bryson DeChambeau y Sergio García. “No está bueno lo que hicieron, la decisión que tomaron. Le han dado la espalda a lo que les ha permitido llegar donde están. Y algunos jugadores no han vivido siquiera el circuito (PGA). Han ido directamente del circuito amateur a esta organización sin nunca tener la ocasión de sentir lo que es jugar en el circuito ni en los grandes torneos”.

Greg Nornan, el ideólogo de la liga saudita de golf, criticado por Tiger
Greg Nornan, el ideólogo de la liga saudita de golf, criticado por Tiger

A medida que fue hablando, Tiger sacó a relucir más argumentos para criticar a “los rebeldes”. Por ejemplo, desde el lado de los rankings. “¿Y quién sabe qué pasará con los puntos de la clasificación mundial, que son el criterio para jugar los grandes torneos? Algunos de estos jugadores corren el riesgo de nunca poder jugar un Major, de nunca tener la chance de jugar en Saint Andrews, de experimentar los fairways de Augusta. Eso, para mí, es incomprensible. Son bien pagados por adelantado para jugar algunos torneos sobre 54 hoyos en tres días en vez de los 72 en cuatro jornadas, en el circuito tradicional”.

Y lo remató con otro razonamiento. “Puedo comprender que el circuito de seniors sea en 54 hoyos, tienen más edad y están menos fuertes físicamente. Pero cuando eres joven, y algunos de estos jugadores son chicos que proceden del golf amateur, el hecho de jugar sobre 72 hoyos forma parte de la dificultad del juego. Les recuerdo que los Majors tenían playoffs de 36 hoyos. Por tanto, no veo cómo este paso al LIV puede ser positivo a largo plazo para muchos de estos jugadores, en particular si el LIV no da puntos para la clasificación mundial y los Majors no cambian sus criterios de admisión. Sería triste ver que algunos de estos jóvenes jugadores no estén nunca en estos recorridos sagrados”.

Tiger en el hoyo 17 de St. Andrews
Tiger en el hoyo 17 de St. Andrews - Créditos: @ANDY BUCHANAN

También el norirlandés Rory McIlroy se refirió a la ausencia de Norman en St. Andrews. “Es el 150º Campeonato Abierto y en eso tenemos que centrarnos. Creo que el foco de atención se habría alejado un poco si Norman hubiera estado aquí. Por todo lo que está pasando en el mundo del golf, no invitar a Norman fue la decisión correcta. Pero si las cosas cambian en el futuro, podría ser bienvenido de nuevo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.