Gran Bretaña incrementa en Tokio su poderío en la vela olímpica

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 4 ago (EFE).- Gran Bretaña cerró este miércoles su participación en el programa de vela de Tokio 2020 de la mejor manera, con el oro en el 470 femenino de Hannah Mills y Eilidh McIntyre, tercero de su equipo en Enoshima, donde además acumuló una plata y un bronce, cinco medallas con las que incrementar su poderío en la historia olímpica.

La vela, uno de los deportes tradicionales en los Juegos, en los que debutó en París 1900, tiene al Reino Unido como claro dominador del medallero histórico y llegó a Tokio con 59 preseas, de ellas 28 de oro, y ahora se va con 64 y tres mas de campeón olímpico.

Este medallero que encabezaban los británicos por el mayor número de oros, ahora incluso lo lideran por el número total de metales, después de que Estados Unidos, con 61, se vaya de vacío de Japón.

Equipos europeos y oceánicos habituales también han vuelto a subirse al podio.

Entre ellos destacan las tres veces que lo han hecho los Países Bajos, Francia o Alemania y las dos de Australia, aunque ambas con un oro, con lo que es la única, además de Gran Bretaña, que ha conseguido ser mas de una vez campeón.

España, por su parte, está en ese grupo de equipos que se han llevado mas de un metal (dos) y que siempre está en la pelea en todas las clases, en las diez que tenía el programa, lo que sólo en Enoshima había conseguido Gran Bretaña y Japón, pero este país por su condición de anfitrión.

Entre los 350 deportistas de 65 países y 250 barcos que compitieron habían unos particulares retos de dos ilustres latinoamericanos como el argentino Santiago Lange o el brasileño Robert Scheidt.

Lange, junto a Cecilia Carranza, fueron campeones olímpicos en Río hace cinco años en la clase Nacra 17 y ahora ambos se quedaron en la séptima posición de la general en esta clase.

El patrón bonaerense tuvo su séptima participación olímpica cercano a cumplir 60 años, con lo que ya se convirtió en Río en el 'abuelo' en unos Juegos para el deporte argentino y también en el tercero de su país que superaba los 50 años y lograba una medalla.

Scheidt, por su parte, se quedó en Río muy cerca de convertirse en el mas medallas de vela acumulaba en la historia de los Juegos.

El brasileño, de 48 años, logró en Londres 2012 su quinta medalla, la de bronce en la clase Star, y entonces igualó el tope registrado por un compatriota, el mítico Torben Grael, y el británico Ben Ainslie, quien precisamente se retiró de su exitosa carrera en Londres.

En Río se quedó a un paso del bronce al situarse cuarto en Láser Standard y ahora en Tokio, en los séptimos Juegos de su carrera, tenía la oportunidad de alcanzar esa cifra pero en esa misma clase se quedó octavo en la general.

Le dio una alegría a Brasil Martine Grael y Kahena Kunze, quienes lograron el oro hace cinco años en Río en 49er.FX y que repitieron como campeonas olímpicas en Enoshima en la única medalla que se lleva el equipo de vela para su país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.